Provincias_portada

Apresan mujer tratando de entrar a la cárcel de Baní con preservativo lleno de cocaína

 

 

BANI.- La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) desmanteló una banda de vendedores y traficantes de sustancias narcóticas al apresar a sus presuntos integrantes, incluida una mujer atrapada mientras intentaba penetrar a la cárcel  pública local con un preservativo lleno de cocaína dentro de la vagina.
Alejandra Patricia Patricia Pimentel  Arias, apodada Biscocho, de 26 años, fue la impedida de ingresar a la prisión con la droga en su parte íntima, específicamente una porción grande de cocaína, con un peso de 36.2 gramos.
El resto de los detenidos, todos sorprendidos con drogas, son Alejandro Ernesto Valdez, quien también responde por los apodos de Wali o El Pollo, de 30 años; Tayson Espin Cabral Pimentel, de 22, y el haitiano Yimi Pie, también de 22 años.
El grupo tenía como centro de operaciones el barrio Los Cajuilitos, donde poseía un punto de venta y distribución de cocaína, crack y marihuana, entrando las autoridades en acción a partir de denuncias de munícipes, quienes alegaron que la situación los mantenía en constante estado de zozobra.
Previo a las detenciones, la División Regional Sur Central de la DNCD realizó las investigaciones de rigor, las cuales comprendieron servicios de inteligencia y vigilancia que permitieron confirmar la existencia de la banda.
Fueron apresados por separado, ocupándosele a Montás Valdez 41 porciones de las sustancias narcóticas, a Cabral Pimentel, nueve, y al haitiano Pie cinco envolturas de marihuana.
Los detenidos serán entregados en breve al Ministerio Público, mientras los investigadores profundizan en el caso, básicamente en lo referente a Pimentel Arias, a los fines establecer posibles responsabilidades en el interior del recinto penal.
Es decir, detectar y penalizar al destinatario de la porción grande de cocaína que Pimentel Arias intentó llevarle oculta en la vagina, así como también al cualquier contacto que tuvieran allí.
Igualmente las investigaciones conducirán a los prisioneros que adquirirían la droga, quienes también serán penalizados por las autoridades judiciales, independientemente de los motivos por los cuales llegaron a la prisión.
 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar