Nacionales_portada_slider

Inauguran Casa para ayudar con reinserción ex reos

Mao, Valverde.- En coordinación con la Procuraduría Fiscal de Valverde y la Pastoral Penitenciaria, la Iglesia Católica inauguró en esta provincia la Casa del Redentor “Padre Juan Nepomuceno Zegrí”, donde se ofrecerán programas de reinserción social a las personas que han obtenido su libertad luego de cumplir condenas en los diferentes centros penitenciarios de la zona.

La iniciativa tiene como finalidad, contribuir con la reinserción familiar y social de los exinternos, ofrecerle apoyo espiritual y fomentar en éstos su participación en programas de formación cristiana.

El nuevo establecimiento funcionará en conjunto con el Centro de Corrección y Rehabilitación de Mao y la Diócesis Mao-Montecristi y contará además con el apoyo de las juntas de vecinos en labores de prevención de los delitos en las comunidades, haciendo énfasis en la atención y orientación de los niños, niñas y adolescentes.

Al encabezar el acto, la procuradora fiscal titular de Valverde, Sonia del Carmen Espejo, aseguró que con esta iniciativa, que cuenta con el apoyo y colaboración del procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, además de que se contribuye eficientemente a mantener la paz en la provincia al mismo tiempo se fortalecen los planes desarrollados en ese sentido, porque involucra a la sociedad en la lucha contra los hechos delictivos en la región.
“Es un significativo aporte para la reincorporación positiva a la sociedad de los que por diferentes motivos han estado en condición de privación de libertad, además de que ayudará a fortalecer los programas de prevención de las actividades delictivas”, manifestó la representante del Ministerio Público en Valverde.

El acto inaugural contó con la presencia de monseñor Diómedes Espinal de León, obispo de la Diócesis Mao-Montecristi; el Reverendo Padre Fray Arístides Jiménez Richardson, coordinador de la Pastoral Penitenciaria de la Iglesia Católica; Víctor González, procurador general titular de la Corte de Apelación de Santiago, y el gobernador provincial Domingo Colón.

Tanto el obispo Diomedes Espinal como Arístides Jiménez Richardson coincidieron en que la Casa del Redentor es un aporte al compromiso que tiene la Iglesia Católica de ayudar para que aquellos que están privados de libertad puedan reinsertarse en la sociedad e invitaron a las instituciones a sumarse al proyecto.

La inauguración contó también con la presencia de Nicelia Fernández, vicealcaldesa del municipio de Mao; Pascuala Vargas, directora del Centro de Corrección y Rehabilitación de ese municipio; el general Frugis Martínez, comandante del Ejército Dominicano; el teniente coronel PN, Isidro Núñez Rincón, y el magistrado Wilson Moreta Tremols, juez de la Corte de Apelación de Santiago, entre otras autoridades civiles y militares de la provincia.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar