Nacionales_portada_slider

Especialistas destacan impacto emocional y escolar de las condiciones respiratorias en niños

Santo Domingo.- Al exponer sobre las “rinopatías inflamatorias en tiempos de COVID-19”,  durante la 46ta edición del Congreso Dominicano de Pediatría, la doctora Pamela Pol, otorrinolaringóloga, explica que la rinitis alérgica puede comenzar  en el primer año de edad.

La doctora explicó que según muestran los estudios, se ha evidenciado algunos síntomas nasales en esta enfermedad como la dificultad respiratoria y falta de olfato, en algunos países hasta el 20 por ciento de los niños que acudían a las consultas con síntomas respiratorios tenían COVID-19.

Según estudios que presentó la doctora,  más del 50 por ciento de los niños que presentan esta infección tienen un bajo rendimiento escolar, presentan una afectación del sueño, lo que influye en que presenten cansancio e irritabilidad.

En ese mismo orden, el doctor Jorge Sánchez Caraballo, invitado internacional del congreso que realiza la Sociedad Dominicana de Pediatría, explicó que entre el 20 y 40 por ciento de los niños menores de 12 años puede tener esta inflamación de la mucosa de la nariz, la cual cuando es alérgica puede estar acompañada de asma, dermatitis y alergia alimentaria.

Al hacer referencia a la vinculación de la contaminación, la pandemia y esta condición, el especialista explicó que la polución tiene un impacto importante en la rinitis y se ha demostrado que los niños que viven en zonas con mayor contaminación requieren mayor medicación para tratar esta condición de salud.

Afecciones en aumento

Con la pandemia de la COVID-19 y el cierre de las escuelas ha habido un impacto emocional en los niños con aumento de la ansiedad, depresión y estrés, de acuerdo con los datos que presentó el experto en su conferencia.

El doctor  José Pablo Gutiérrez,  especialista invitado desde Costa Rica refirió  que aunque en algunos casos se tratan las infecciones del tracto respiratorio por separado, existe evidencia de que la rinitis alérgica y el asma bronquial son condiciones coexistentes.

Destacó que entre el 60 y 80 por ciento de los pacientes asmáticos también tienen rinitis. Esta correlación agrega un desafío para el manejo terapéutico de quienes presentan ambas condiciones.

Los expertos hicieron énfasis en el impacto que tienen estas inflamaciones en la calidad de vida de los niños,  a la vez que instaron a que se les proporcione un abordaje oportuno que disminuya sus implicaciones en las diferentes áreas de la vida de los menores.

La 46ta edición del congreso de la Sociedad Dominicana de Pediatría se realiza del 21 al 24 de julio del presente año, en modalidad virtual. A través de sus plataformas digitales y sociales, www.congresopediatria.comwww.pediatriadominicana.org, expertos nacionales e internacionales ofrecen actualización en diversas áreas de la salud de los infantes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba