NacionalesReportajes_portada_slider

“Educación Privada: de las aulas a la virtualidad”; adaptación familiar a la nueva modalidad 

El dos de noviembre el gobierno dominicano inició formalmente el año escolar 2020-2021, sin embargo más de 3 mil centros educativos privados comenzaron su jornada desde el pasado 28 de septiembre en medio de grandes expectativas por la implementación de la educación remota. En esta primera entrega de la serie “Educación Privada: de las aulas a la virtualidad” madres narran como ha sido el proceso de adaptación de sus hijos a la nueva modalidad de clases virtuales.

La pandemia de Covid-19 es causante de miles de muertes a nivel mundial y de provocar que gobiernos de diferentes países hayan optado por mantener las clases cerradas o a distancia, como República Dominicana.

Las clases virtuales son la nueva realidad de las familias dominicanas constituyéndose en un reto sobre todo para las madres, que en su mayoría son quienes velan por la educación de los niños y niñas.

Tal es el caso de Esmeralda Suarez, madre de dos hijos de 7 y 15 años, quien cuenta todas las vicisitudes que tuvo que pasar la primera semana de clases, hasta que sus vástagos lograron acoplarse.

La pandemia ha dejado pérdidas considerables en la economía de las familias y a pesar de ello han tenido que incurrir en gastos como compra de equipos, uniforme y libros. Hay quienes no tienen muchas esperanzas con que los niños aprendan lo suficiente con este nuevo método.

Jessica Frías, empleada privada que ha tenido que hacer un gran sacrificio para poder ayudar a su pequeña de 7 años que cursa el 5to grado.

Trabajar y estar pendiente de que sus tres hijas cumplan con su deber, es una gran dificultad para Ironellys García quien pasa más de 8 horas en la empresa donde labora.

Y es que precisamente el cierre de los centros educativos ha desatado un estrés en los padres, madres y tutores debido a que muchos niños estarán solos en casa con conexiones a Internet de mala calidad, y falta de supervisión. Otro problema es tener que invertir en cuidadores que provean a los menores de herramientas para facilitar su aprendizaje.

La psicóloga escolar, Paola Cuevas explica que el éxito del presente año va a depender de las condiciones de los niños ante este hecho y del apoyo que reciban de los padres.

Pero si bien es cierto que los padres están sumergidos en el estrés, para los niños es aún más difícil acostumbrarse a recibir docencia en la casa.

Entre las alternativas a las que pueden recurrir los padres para evitar la ansiedad en los niños son:  

-Crear un horario en casa con rutinas establecidas para el uso de los aparatos electrónicos

-Adecuar un espacio de la casa para recibir sus clases donde no haya distracciones.

-Establecer su hora de sueño para recuperar energía

-Implementar una alimentación saludable

-Dejarlos jugar y pasar tiempo en familia

La organización mundial de salud advirtió las consecuencias que podría degenerar la pandemia produciendo un aumento significativo de trastornos y suicidios, mientras que un estudio de la Asociación Americana de Psicología reveló que más de un 70% de los padres ha experimentado estrés por las clases virtuales.

Por Fabiola Núñez.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar