Internacionales_portada_slider

Se agrava la crisis en Venezuela con otras 3 muertes en 24 horas

La crisis que desde el 12 de febrero sacude a Venezuela, no aminora sino que se agrava hora tras hora con una escalada de la represión por parte del gobierno y un creciente desafío por parte de los universitarios. Es así que en menos de 24 horas se sumaron otras tres muertes, entre ellas una muchacha embarazada, lo que elevó a 36 el saldo de víctimas fatales.

La primera de esas víctimas. Adrizaba Urquiola regresaba a su casa este domingo en la tarde junto a su amiga Rosalba Pérez Ibañez. Se había bajado del bus en la parada más cercana a su residencia de la urbanización Los Nuevos Teques, estado Miranda, cuando dos balas le segaron la vida.

Adriana tenía 28 años, cinco meses de embarazo y lucía su bello rostro trabajando como intérprete de lenguaje de señas para los sordomudos en el canal Venevisión.

Su amiga Rosalba también fue herida de bala pero en el brazo cuando pasaban por un sitio donde se habían instalado barricadas que las montan los manifestantes para detener el paso de las fuerzas de seguridad y de los parapoliciales. Ninguna de las dos estaban protestando pero igual pagaron caro por pasar cerca de un foco de violencia que ha ido escalando pese a los intentos del gobierno de Nicolás Maduro de sofocarlos.

Según los testigos, fue un desconocido que desde una camioneta negra Ford Runner abrió fuego contra la “guarimba” como se llama aquí a las barricada. Lo hizo con tan mala suerte que las balas perdidas mataron a una de las mujeres e hirieron a la otra. El conductor de la lujosa camioneta rápidamente se dio a la fuga, agregan los testigos. El Estado de Miranda es gobernador por el principal líder de la coalición opositor, Henrique Capriles, quien aseguró que la policía investiga para dar con el asesino.

El segundo caso de víctima fatal ayer es el del efectivo de la Guardia Nacional Bolivariana, Miguel Antonio Parra, quien fue baleado cuando intentaba desmontar una de estas guarimbas en Mérida. En ese mismo Estado se produjo la tercera víctima mortal. Se llamaba Jesús Orlando Labrador, de 40 años, y recibió un tiro en el tórax cuando fue atacado por un grupo parapolicial. El alcalde merideño Carlos García aseguró que el grupo de motociclistas oficialistas atacó a los manifestantes que estaban protestando este domingo en la barriada “Cardenal Quintero”.

La referencia a las motocicletas es porque las bandas parapoliciales ligadas al régimen se mueven en esos vehículos, en parejas, la persona que va atrás es la que abre fuego contra los opositores.

El gobierno de Maduro ha ordenado a la Guardia Nacional sofocar de cualquier modo las barricadas que los jóvenes construyen por todas las calles. “Candelita que se prende candelita que se apaga”, ha dicho el presidente en una de sus metáforas. Además de los muertos, los heridos suman más de 500. Asimismo hay 2.000 arrestados.

Entre tanto los cancilleres de los países miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) analizarán desde hoy aquí la situación de Venezuela.

En ese foro hay una controversia. La misión de los cancilleres de la Unasur fue decidida el 12 de este mes, en Santiago, cuando el organismo resolvió escuchar tanto al oficialismo como a la oposición y “acompañar al gobierno de Venezuela en el diálogo que está impulsando” en busca de una solución pacífica al conflicto.

Los cancilleres de Colombia y Paraguay, que se reunieron ayer en Asunción, opinaron que debería ampliarse la agenda. “Creemos que tiene que ser más amplia” para poder tomar contacto “con todos los sectores políticos y sociales”.

Pero el presidente Maduro anunció que instruyó a su canciller, Elías Jaua, para que, “empezando por la Unasur”, denuncie “a la oposición venezolana ante los organismos internacionales” por “la agresión fascista” reflejada en las protestas de los últimos dos meses.

Estas marchas nacieron en protesta por la enorme inseguridad ciudadana, la inflación desmadrada y el desabastecimiento. Pero Maduro sostiene que esos problemas son producto de una conspiración armada por EE.UU. y sus aliados locales.

Fuente: Clarín

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba