Internacionales_portada

El G-20 discutiría el tema Siria esta noche

La foto más esperada sucedió a las 17.05 de San Petersburgo. Después de días de tensión entre Rusia y EE.UU. por la crisis siria, los presidentes Barack Obama y Vladimir Putin se dieron la mano en las escalinatas del Palacio Constantino en las afueras de la ciudad creada en 1702 por Pedro I, El Grande.
 
El tema de Siria, aunque está fuera de la agenda oficial, será tratado en estas 48 horas que dura la reunión del G20. Y de hecho, el mismo Putin anunció que tratarán el tema Siria esta noche en el palacio de verano. El presidente ruso ofreció a todos los jefes de Estado presentes tratar la cuestión en la cena de trabajo que mantendrán hoy.
 
En el discurso inaugural del encuentro, Putin también advirtió sobre los riesgos de una nueva crisis económica mundial, el verdadero tema de la agenda de la cumbre.
 
Obama llegó a San Petersburgo hoy y habló sobre la crisis en Siria, que se agravó a partir de las denuncias de la oposición sobre la utilización de armas químicas contra la población civil el 21 de agosto. Washington sostiene que el hecho fue cierto, que hay pruebas y que la solución es un ataque militar selectivo contra el gobierno de Bashar al Assad porque éste violó las leyes internacionales.
 
Rusia, aliado de Siria, sostiene lo contrario y toda la comunidad internacional, con el Papa incluido siguen de cerca el tema para evitar un ataque. Ya Gran Bretaña tuvo que dar marcha atrás en el apoyo al ataque ya que el Parlamento negó esa posibilidad al premier David Cameron. Ahora la decisión de un ataque por parte de Washington está en manos de Congreso estadounidense que ayer le dio media sanción a la iniciativa.
 
Obama llegó en un auto especial, blindado y diferente al resto de los que utilizaron los presidentes para trasladarse al espectacular palacio sobre el Golfo de Finlandia, y donde comenzaron ya las deliberaciones del G20, y que buscan coordinar soluciones a las crisis económica y financiera mundial.
 
Pero, antes de ir al palacio, el gobierno de Estados Unidos advirtió al de Rusia que no someterá a un debate "sin fin" sobre las pruebas sobre el uso de armas químicas en Siria y ratificó que cuenta con elementos suficientes para asegurar que el régimen de Al Assad violó la ley internacional.
 
Fuente: Clarín.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar