Internacionales_portada_slider

Donald Trump declara zona de desastre el estado de Florida por Covid-19

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró al estado de Florida zona de «desastre mayor» por el avance del coronavirus. La medida implica la concesión de asistencia federal para complementar los esfuerzos de recuperación estatales y locales en las áreas afectadas por la pandemia.

La acción de Trump pone a disposición del estado fondos federales para el asesoramiento de crisis a las personas afectadas en todas las áreas y lo hace con vigencia retroactiva, desde el 20 de enero y para aplicarse en los 67 condados del estado.

El comunicado difundido por la Casa Blanca precisa que los fondos federales también están disponibles para los gobiernos estatales y locales elegibles y ciertas organizaciones privadas sin fines de lucro. Gracia B. Szczech ha sido nombrada como Coordinadora Federal para las operaciones de recuperación federales en las áreas afectadas del estado.

El gobernador Ron DeSantis había hecho la solicitud al presidente Trump el lunes a través de una carta en la que argumentó que la expansión del virus está teniendo un efecto grave en la economía y en los servicios de salud del estado.

El gobernador subrayó en la misiva que aumentaron a 130 mil en tan solo cuatro días de la semana pasada la solicitudes de prestación por desempleo, comparado con 28 mil peticiones en toda la semana anterior.

El político explicaba que los hospitales y socorristas de Florida enfrentan actualmente desafíos a los que no están acostumbrados, a lo que se añade que en estos momentos las pérdidas económicas son significativas como consecuencia del cierre de la actividad turística.

La declaración de «desastre mayor» beneficia al estado con ciertos programas de asistencia al desempleado, préstamos y programas de alimentación para la comunidad.

A partir de ahora el gobierno puede proveer de medidas de protección de emergencia, así como la activación del Centro de Operaciones en Estado de Emergencias, la Guardia Nacional, la Ley de Empoderamiento y otras medidas necesarias para la salud pública y la seguridad.

Florida se ha convertido en el cuarto estado de la nación en ser declarado zona de desastre por el avance del coronavirus, después de Nueva York, Washington y California.

El senador Rick Scott ha sido uno de los primeros políticos en reaccionar a la medida. El exgobernador agradeció al presidente la aprobación de Florida como zona de «desastre mayor» y enfatizó que «es increíblemente importante que los floridanos tengan acceso a todos los recursos posibles», mientras se continúa combatiendo el avance del coronavirus.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar