Internacionales_portada_slider

Decapitan a presos durante un motín en una cárcel de Brasil

En el inicio del video sólo se ven los pies de un preso en ojotas que se dirige hacia otro sector de la cárcel. A los pocos pasos el suelo se convierte en un charco de sangre. Finalmente, la cámara enfoca lo que quería mostrar: tres reclusos con las cabezas cortadas y expuestas sobre sus cuerpos. Las imágenes fueron tomadas en la prisión de Pedrinhas, en el estado brasileño de Maranhao, tras una feroz pelea entre bandas de reclusos, y causó una fuerte polémica en Brasil por el caos en que se encuentra el sistema carcelario que permite este tipo de situaciones.

El video se tomó en diciembre pasado, pero recién ahora fue difundido por el Sindicato de Trabajadores del Sistema Penitenciario brasileño, con el fin de mostrar la realidad de las prisiones. A esto se suma una reciente investigación del Consejo Nacional de Justicia (CNJ), que asegura que el estado de Maranhao no fue capaz de controlar la violencia en el recinto.

En octubre pasado, Maranhao había declarado en emergencia a su sistema penitenciario por un enfrentamiento entre presos que dejó nueve muertos. El informe del CNJ explica que el penal de Pedrinhas es particularmente atroz. Muchas veces los familiares que visitan a los reclusos sufren las consecuencias del grave deterioro que reina. En ese sentido, señala que hubo denuncias de mujeres que fueron a ver a sus maridos o hermanos y terminaron violadas. Y sostiene que incluso el ingreso a algunos pabellones depende de la negociación que se hace con los líderes de las bandas, quienes tienen un poder casi absoluto en el lugar. En el último año hubo 62 presos muertos por riñas internas.

El brutal video difundido esta semana llevó la polémica a su punto máximo. “Tienes que acomodar el foco”, le dice un preso a otro cuando encienden la cámara del celular, para luego realizar el recorrido de terror, entre bromas y juegos escalofriantes. Exhiben los cuerpos amputados como ejemplo de lo que les ocurre a los que los desafían. Ante el impacto que tuvieron estas imágenes, el gobierno nacional y el del estado de Maranhao acordaron transferir a los cabecillas de Pedrinhas a otros penales de máxima seguridad.

Fuente: Clarín.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar