Turismo_portada

Colas y aletas revelan retorno ballenas a RD

Santo Domingo.- Al igual cientos de visitantes criollos y extranjeros van cada año a Samaná durante la ‘Temporada de Observación de Ballenas Jorobadas’, estás también en su estadía, aquí realizan distintas actividades tal como es el ‘espionaje’ de quienes van a verlas al Santuario de Mamíferos Marinos.

“Ellas sacan la cabeza para ver las embarcaciones a su alrededor, en ocasiones se les ven los ojos, se emocionan y nos dan los saltos y aleteos, tienen un comportamiento amigable y se sienten familiarizadas con las excursiones, aspectos que observamos a través de los videos”.

Esa revelación es de Israel Santana, administrador del Santuario de Mamíferos Marinos Banco de la Plata y de la Navidad, y coordinador regional de las Áreas Protegidas de la zona de nordeste a cargo de la fiscalización del área de mamíferos marinos Categoría I Estricta, restringida para la investigación, que tiene la observación de ballenas como actividad principal.

Santana cuenta que en cada periodo de avistamiento, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales despliega una logística, contrata personal entre quienes figuran inspectores de recursos costeros y marinos que salen en embarcaciones autorizadas a hacer un registro de la cantidad de individuos que llegan, verifican el comportamiento y se determina sí hay mamá escoltada y la manera de contabilizarla es por grupo de ballenas o individual.

Registro
“Vía fotografías en su cola, como una huella dactilar y las aletas pectorales, se determina cuáles han venido a la bahía, sí tienen nombre y fecha indicada anteriormente con apoyo de Fundemar (Fundación Dominicana de Estudios Marinos) y CEBSE que realizan monitoreo durante la temporada”, precisó.

La identificación de las colas se hace a través de un código con las iniciales de quien hace el avistamiento y la fecha, luego se verifica en el catálogo, donde se ha confirmado que el 85 por ciento de la población mundial de ballenas ha venido con anterioridad a las costas del país.

Data científica
Patricia Lamelas, directora ejecutiva del Centro para la Conservación y Eco-Desarrollo para la Bahía de Samaná y su Entorno (CEBSE) afirma que tradicionalmente entrenan voluntarios para elaborar la data científica que se levanta sobre el estado de conservación y uso del santuario.

“Colectamos la cantidad de ballenas jorobadas, tipo especie, cuantos ballenatos nacen, tomamos fotografías de las aletas dorsales y colas para el catálogo, que tiene más de 2 mil individuos”, dijo Lamelas. Sostiene que las informaciones las comparten con organizaciones del Atlántico Norte, que llevan igual el procedimiento, así han confirmado que todas nacen en el Caribe.

Avistamiento

Lanzamiento
El ministro de Medio Ambiente, Miguel Ceara Hatton anunció la Temporada de Observación de Ballenas Jorobadas (Megaptera novaeangliae) 2023: “Danza que trae vida”; y la definió propicia para crear conciencia y protegerla.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Menu