Provincias_portada

En San Isidro Bonao la gente clama por mayor vigilancia tras muertes y desapariciones

 
En un encuentro con las autoridades judiciales y policiales de la provincia Monseñor Nouel, la comunidad de San Isidro en Bonao restregó en cara de las autoridades la poca diligencia hecha para resolver varios asesinatos y hechos delincuenciales que tienen fuera de las rejas a los culpables. 
 
En San Isidro no hay paz, la gente se acuesta a tempranas horas, los comerciantes se encierran entre barrotes y todo porque los delincuentes están en acecho.
Aunque hubo la intención, dijeron, las autoridades no llevaron soluciones a una localidad donde han sido asesinadas seis personas, y dos han desaparecido, sin que haya alguna persona encarcelada por los hechos.
 
El día 19 harán 3 años de la desaparición del agricultor Rufino Cruz, nativo de esta localidad. A la fecha no se sabe nada sobre su paradero, pero tampoco se sabe quienes asesinaron a Expedito Rafael Gómez, un hombre con problemas mentales que desapareció y fue hallado muerto dos días después, el pasado mes de abril.
 
El miedo a denunciar los hechos fue atribuido a la complicidad que aseguran tienen las autoridades con quienes siembran el terror en sus calles.
La delincuencia que arrebata la tranquilidad en los pueblos de Bonao, afecta también a empresarios, comerciantes y ganaderos, que entre denuncias y denuncias esperan mayor vigilancia en las calles.
 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar