Nacionales_portada_slider
Tendencia

Ministro de Interior y Policía afirma hay nudo de seguridad en la frontera

Defiende con vehemencia la construcción de una verja en la frontera con Haití

Santo Domingo, RD. – Más de 10,000 soldados han sido apostados por el Ministerio de Defensa a todo lo largo y ancho de la frontera con Haití, como parte de un nudo de seguridad y protección de la soberanía nacional y prevención de migraciones ilegales y contrabando, afirmó el ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez Martínez.

Explicó que tanto el presidente Luis Abinader como el ministro de Defensa, teniente general Carlos Luciano Díaz Morfa, mantienen un seguimiento y monitoreo permanente para el cumplimiento de la vigilancia de la zona fronteriza por aire y por tierra, tras el asesinato del presidente haitiano Jovenel Moise, el pasado día 7 de este mes.

Entrevistado en el programa “Aeromundo”, que produce el periodista Guillermo Gómez por Color Visión, el funcionario indicó que era obvio que ante el vil magnicidio la República Dominicana adoptará las medidas que mandan los protocolos internacionales.

Vásquez también defendió con vehemencia la construcción de una verja en la frontera con Haití, y destacó que la misma tendrá incidencia en la paz y desarrollo de ambos territorios.

Los tramos construidos se sitúan en los pasos fronterizos de Jimaní y Elías Piña, el segundo y tercero en importancia entre ambos países, respectivamente, y las obras todavía están en marcha.

La construcción ha sido realizada por el Ejército con el objetivo de controlar la inmigración irregular, el contrabando, el tráfico de armas y de drogas, así como el robo de vehículos y de ganado.

El tramo más extenso de la verja se levanta a orillas del lago Azuei y serpentea por las áridas colinas que bordean Jimaní, el municipio de la provincia Independencia más próximo al paso fronterizo situado en la carretera que comunica al país con Puerto Príncipe.

La verja, de unos cuatro metros de altura, se asienta sobre una pared de ladrillos de cemento y está rematada por una espiral de alambre con cuchillas, ya con marcas de óxido en algunos tramos por la humedad del lago.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba