Internacionales

Grecia envía un nuevo plan de reformas mientras el tiempo se agota

 Grecia envió una lista de propuestas de reformas económicas a funcionarios europeos en un intento por asegurar un acuerdo para comenzar las negociaciones para un tercer rescate. En juego está el futuro de Grecia en la zona euro.

Líderes europeos dieron al primer ministro griego Alexis Tsipras un ultimátum a principios de esta semana: convéncenos de aquí al domingo que eres serio sobre poner las finanzas de Grecia en orden y reformar la economía, o te sacamos de la zona euro.

Funcionarios griegos y europeos confirmaron que las propuestas fueron recibidas antes del plazo límite, la media noche de este jueves.

El plan griego, que fue filtrado a varios medios de comunicación, ofrece una mezcla de recortes de gastos y aumentos de impuestos, así como un compromiso de eliminar los descuentos de impuestos a ciertos destinos turísticos isla.

Otras medidas: cambios en las pensiones de los empleados públicos, como el aumento de la edad de jubilación -hasta los 67 años-, y medidas para aumentar la recaudación de impuestos.

«Con esta propuesta, el pueblo griego y el gobierno griego, confirman su compromiso con el cumplimiento de las reformas que aseguren que Grecia sigue siendo un miembro de la zona euro, y pongan fin a la crisis económica», escribió Tsipras en una carta a los acreedores que fue publicada por Financial Times.

El Parlamento de Grecia ahora debatirá el nuevo plan de reformas este viernes, dijo un funcionario griego. Si son aprobadas, entonces serán enviadas a los ministros de finanzas de la eurozona el sábado, y a una reunión de emergencia de líderes de la Unión Europea el domingo.

Si no se alcanza un acuerdo el domingo sobre el rescate -el tercero desde 2010-, el gobierno griego se podría ir a la bancarrota.

El Banco Central Europeo se vería forzado a recortar el financiamiento que mantiene a los bancos griegos a flote y el gobierno griego habría tenido que comenzar a emitir pagarés para cubrir las pensiones y los sueldos.

En esas circunstancias, Grecia tendría poco de donde elegir pero empezaría a reimprimir su propia moneda y se convertiría en el primer país de la zona euro en abandonar el bloque.

Grecia pidió formalmente este miércoles un nuevo préstamo a pagar en tres años. Aunque no dijo cuánto necesitaba, sería de alrededor de 50.000 millones de euros, de acuerdo al Fondo Monetario Internacional, pero igual podría ser mucho más.

El gobierno griego prometió implementar a partir de la próxima semana cambios en los impuestos y las pensiones, así como otras reformas para «fortalecer aún más y modernizar la economía».

También dijo que buscará explorar las formas para hacer que su enorme deuda “sea sustentable y viable”.

Los líderes europeos buscan desesperadamente mantener cohesionada a la zona euro. Es el símbolo más visible de integración política y económica en 60 años. Están preocupados por el destino de Grecia si colapsa, así como el costo humanitario y geopolítico.

Pero también están preocupados por la credibilidad del euro. A diferencia del dólar estadounidense, el euro no es respaldado por un solo país o gobierno con autoridad para mover dinero en tiempos de crisis. Depende de todos los 19 países que utilizan el euro.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar