Internacionales_portada_slider

El misterioso caso de una niña encontrada en un campamento gitano

El misterio envuelve el caso de una nena rubia, de piel blanca y ojos verdes transparentes que fue encontrada de casualidad en un campamento gitano en Grecia. María tiene apenas cuatro años y fue hallada con aspecto un poco descuidado y con actitud temerosa junto a una pareja que se comprobó que no eran sus padres.

La imagen de la nena fue difundida por las autoridades con la esperanza de encontrar a los padres biológicos de la pequeña, ya que hasta ahora no está clara su procedencia. La niña llamó la atención de los policías por la falta de parecido físico con la pareja con la que vivía.

campamento-Grecia-solidaridad-internacional-AP_CLAIMA20131021_0119_17

«Estaba muy descuidada, sucia y tenía miedo», contó el presidente de la organización de ayuda a la infancia «La sonrisa del niño», Kostas Jannopoulos. La organización recibió a la pequeña hasta que se aclare su futuro. «No sabía lo que pasaba con ella y lloraba. Ahora está bien y el lunes será trasladada al hospital para una revisión y de ahí a un hogar infantil”, agregó.

Según contó el portavoz de la policía local, la pequeña no hablaba prácticamente griego, sino que se comunicaba en el lenguaje de la etnia gitana. La casa en la que fue hallada el jueves en Farsala, en el centro de Grecia, forma parte de un complejo de edificios habitados por gitanos.

La policía hará públicas hoy las fotografías de la pareja con la que vivía, cuando declaren tras ser detenidos. La mujer de 40 años y su pareja de 39 contaron una historia llena de contradicciones.

«Contaron versiones e historias totalmente distintas», dijo el portavoz de la policía de Larissa. «Entre otras cosas aseguraron que encontraron a la niña ante un supermercado». También dijeron que la mujer había tenido a la niña de una relación con un turista canadiense y que eso explicaba el color de su pelo.

Sin embargo, pruebas de ADN mostraron que la niña no era su hija biológica. Las investigaciones se encuentran en una fase temprana y ni siquiera se sabe con certeza la edad exacta de la pequeña, dijo el portavoz. Se están investigando todas las posibilidades.

La policía está buscando también en hogares de menores, clínicas y hospitales posibles pistas sobre el tráfico organizado de niños. La organización internacional policial Interpol también está trabajando en el caso.

A «La sonrisa del niño» han llegado miles de llamadas y correos de personas que buscan a sus hijos. También los padres de Maddie McCann, desaparecida en 2007 en el Algarve portugués, siguen el caso. «Esto dio gran esperanza a Kate y Gerry (McCann) de poder encontrar a su hija Madeleine con vida», dijo un portavoz de la familia al diario «Daily Mirror». La pequeña desapareció durante sus vacaciones en Praia da Luz, en Portugal. Hoy tendría diez años.

Fuente: Agencias

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar