Internacionales

Brasil pide arresto de expresidente paraguayo Cartes por lavado de dinero y sobornos

RÍO DE JANEIRO (AP) — La policía brasileña ha pedido el arresto del expresidente paraguayo Horacio Cartes como parte de una investigación sobre sobornos y lavado de dinero.

Las autoridades brasileñas dijeron el martes que Cartes entregó 500.000 dólares a una organización criminal a petición de su socio brasileño Dario Messer, entonces prófugo de la justicia que enfrentaba acusaciones de corrupción, dijeron fiscales a la prensa.

Messer informó a Cartes que necesitaba los fondos para pagar costes legales y “se demostró que, efectivamente, se le dio ese dinero”, comentó el fiscal José Augusto Vagos.

Brasil pedirá la extradición de Cartes, informó la policía federal en un correo electrónico. Las autoridades dijeron anteriormente que habían solicitado a la Interpol emitir una notificación roja para la detención del expresidente. La Interpol no respondió a una solicitud de comentarios.

El expresidente está en Paraguay y se encuentra “tranquilo porque no tuvo lazos comerciales con Dario Messer”, dijo su abogado, Carlos Palacios, a The Associated Press.

Meses atrás, la policía brasileña arrestó a Messer _presunto cabecilla de un grupo dedicado al tráfico de divisas que entregaban sobornos_ como parte de la pesquisa Lava Jato, el escándalo de corrupción más grande de la historia de Brasil.

Desde 2014, Lava Jato no sólo ha remecido a la élite política y empresarial brasileña, sino que se ha extendido a otros países. La investigación sacó a la luz la magnitud de la corrupción y las relaciones ilícitas entre los sectores público y privado.

“No hay intocables en el Paraguay. Todos tenemos que rendir cuentas”, dijo el presidente Mario Abdo Benítez a la prensa, y añadió que evaluaría las acusaciones de Brasil contra Cartes.

Cartes, de 63 años, amasó una fortuna con una veintena de empresas en toda clase de sectores, como tabaco, bancos, fútbol y bebidas sin alcohol. Aprovechó su influencia para postularse a la presidencia y cumplió un quinquenio que finalizó en 2018. Cartes ha negado con frecuencia que su riqueza se deba al lavado de dinero, al contrabando de cigarrillos o al tráfico de drogas.

El exmandatario ha llamado a Messer su “hermano del alma”, y éste lo ha llamado “jefe”, dijeron los fiscales. Están estudiando si su presunta participación en la organización criminal fue temporal al conseguirle los fondos a Messer, o si era un miembro permanente.

Las autoridades brasileñas pidieron la prisión preventiva de Cartes porque podría seguir financiado a la organización criminal y en particular a miembros aún no identificados, dijo la fiscal Marisa Ferrari.

“Existe una fuerte sospecha de que la conducta criminal podría repetirse”, dijo Ferrari. “Si bien Horacio Cartes ya no es presidente, conserva un fuerte poder económico y un poder político no menor en Paraguay. Tiene diversas empresas; es uno de los empresarios más ricos del país, y es senador”.

Cartes es uno de 20 sospechosos buscados por la policía. Todos los sospechosos que se encontraban en Brasil están presos, mientras que los que están en el exterior continúan prófugos, dijeron las autoridades.

___

El periodista de The Associated Press Pedro Servín en Asunción, Paraguay, contribuyó a este despacho.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar