Internacionales_portada

Autor de la masacre en Wisconsin era un ex soldado estadounidense

 

El autor de la masacre de ayer en un templo sij de Wisconsin, norte de Estados Unidos, es un ex soldado de las fuerzas especiales que sirvió en el Ejército de ese país entre 1992 y 1998, según revelaron las autoridades.
 
Se llama Wade Michael Page, tiene 40 años y durante su permanencia en las fuerzas armadas se especializó en "operaciones de guerra psicológica". Tuvo como destino Afganistán y, según la cadena ABC, pertenecía a una agrupación de extrema derecha que reivindicaba la "supremacía blanca".
 
La masacre de ayer dejó seis feligreses muertos. Este ex soldado llegó con dos armas automáticas al templo sij y mató a dos sacerdotes de esta comunidad que se encontraban en la puerta. Luego ingresó y comenzó a disparar indiscriminadamente: mató a cuatro personas más. Finalmente fue abatido por la policía después de un breve tiroteo.
 
El ataque comenzó por la mañana, cuando los feligreses oraban y meditaban en el templo, mientras decenas de mujeres preparaban alimentos en la cocina del santuario para compartirlos después de los servicios religiosos entre los miembros de la comunidad, sin importar su creencia religiosa. Cuando comenzó el ataque, los asistentes corrieron despavoridos para protegerse.
 
Satpal Kaleka, esposa del director del templo Singh Kaleka, estaba en la sala del frente y vio al agresor cuando entró. Contó que lo hizo sin ninguna vacilación: "El no habló, sólo comenzó a disparar", dijo.
 
"Nunca creímos que esto pudiera ocurrirle a nuestra comunidad'', afirmó Devendar Nagra, de 48 años, quien vive en la localidad de Mount Pleasant y cuya hermana salió ilesa del ataque al ocultarse en la cocina. "Nunca le hemos hecho daño a nadie", agregó.
 
El sijismo es una fe monoteísta fundada en el sur del Asia hace más de 500 años. Cuenta con unos 27 millones de fieles en el mundo. Hay alrededor de medio millón de sijs en Estados Unidos, según algunos cálculos. En el resto del mundo, la mayoría vive en India.
 
En algunos lugares de la India se realizaron manifestaciones en las que pidieron a las autoridades estadounidenses que investiguen si el caso es un acto de intolerancia racial, como se cree.
 
Fuente: Clarin.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Menu