Deportes_portada_slider

Marileidy Paulino tiene su meta a largo plazo: rescatar niños huérfanos

Santo Domingo:- Convertirse en una “mecenas” es lo que desea con todo interés la velocista Marileidy Paulino, porque su propósito en la vida es poder ayudar a esos niños sin esperanzas que luchan para enfrentar los vaivenes de la vida.

Viene de una familia «monoparental», cuya madre (Anatalia Paulino) ha tenido que trabajar duro para levantar a sus hijos.

Paulino, la primera atleta de campo y pista que se clasifica para los Juegos Olímpicos de Tokio, ha pasado por muchas y de ahí que se ha propuesto alcanzar una profesión que le permita la creación de una fundación “para ayudar a niños huérfanos”.

“He visto vivir el gran trance de no tener un padre, ver niños huérfanos pasar de todo y por eso, en mi mente y corazón están la creación de una fundación” para ayudar a esos niños que no dependen de nada. “Eso me sale del corazón”.

Paulino que en octubre próximo cumplirá 25 años, en su niñez sitió el peso de la carencia, pero nunca se dio por vencida y junto a sus hermanos y su madre “decidieron echar adelante”.

Ha comenzado a trabajar en alcanzar su propósito. Es estudiante del primer semestre de la carrera de educación física en la estatal Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Aunque su actividad principal es el atletismo si mente está enfocada en alcanzar su propósito de ayudar a aquellos desesperanzados de la sociedad.

Paulino es una especialista en los 400 metros planos y alcanzó su clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio al conseguir la marca de 50.31 segundos en la distancia de los 400 metros planos en el marco del Primer Festival de Velocidad Isaac Ogando celebrado recientemente en el la pista de atletismo del complejo deportivo del municipio de Bayaguana.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba