Deportes

Dominicano Luguelín Santos clasifica a la final en Mundial de Atletismo

Moscú. AFP. El dominicano Luguelín Santos, que aspira en el Mundial de atletismo de Moscú a un nuevo podio, después de la plata que se colgó en los Juegos de Londres-2012 en 400 metros, dio un nuevo paso hacia ese sueño logrando hoy el pase a una final que cree que será "muy igualada".
 
El joven dominicano, de 20 años, fue segundo en la tercera y última de las series de semifinales, con un tiempo de 44.83, superado por el granadino Kirani James, campeón olímpico y mundial, que marcó 44.81. "La final será muy buena, muy reñida, muy igualada.
 
Hasta ahora los niveles en 400 metros han sido bajos, pero las otras competencias son para estar, para pasar el ratico y ya está, lo que es importante de verdad es aquí, ahora", comentó Santos al término de la prueba.
 
Con esas palabras salía al paso de las dudas sobre sus posibilidades después de que muchos no contaran con él antes del Mundial al no haber conseguido ninguno de los principales registros de la temporada.
 
Este año, su mejor tiempo en los 400 metros había sido de 44.74, conseguido el 26 de abril en Des Moines, en Estados Unidos, un registro que lo aleja de los mejores cronos de 2013 en esta disciplina, encabezados por el gran favorito, Kirani James (43.93) y por el estadounidense LaShawn Merritt (44.09), campeón olímpico en 2008, mundial en 2009 y subcampeón mundial en 2011.
 
Pese a eso, Santos cree que está dentro del grupo de cuatro corredores, junto a James, Merritt y el estadounidense Tony McQuay, que se disputarán las tres medallas en la final y no renuncia a nada, dejando abierta la puerta de poder conseguir la medalla de oro.
 
"No voy a decir que voy a conseguir en la final un tiempo, que voy a bajar de una marca, me lo guardo para mí", señaló. Santos, pese a que llegó como una de las incógnitas este año por su irregularidad, pidió a los aficionados que le tengan en cuenta y que recuerden cuál ha sido hasta ahora su trayectoria, llena de éxitos importantes a pesar de tener apenas 20 años.
 
"Recuerden que yo llegué de Singapur y nunca les fallé", afirmó, en alusión al evento que le dio a conocer, los Juegos Olímpicos juveniles de 2010, donde se colgó dos medallas de oro, en los 400 metros y el relevo 4×400 metros.
 
Fue plata en los Juegos Panamericanos de 2011 en esas pruebas, en individual por detrás del costarricense Nery Brenes, que corrió su misma serie y que terminó octavo y último, con un registro de 46.36.
 
Pero su consagración definitiva llegó con la sorprendente plata de los Juegos Olímpicos de Londres-2012, un objetivo que quiere ahora superar, para saciar una ambición sin límites y un espíritu ganador más que acreditado pese a su juventud.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar