_portada_slider

Miles acudieron a la marcha por el fin de la corrupción e impunidad

Miles de manifestantes indignados por la corrupción y la impunidad, muchos de ellos de pueblos del interior, marcharon de manera pacífica y ejemplar, exigiendo que vayan a la cárcel los funcionarios corruptos, políticos y empresarios que recibieron el soborno de la constructora brasileña Odebrecht.
Una agigantada multitud se movilizó desde la 27 de Febrero con Máximo Gómez hasta el Parque Independencia, con un solo color simbolizando la esperanza, el verde.
Una destacada participación de comunicadores, en el más contundente ejercicio ciudadano de los últimos años, la marcha contra la corrupción y la impunidad.
El objetivo de la actividad busca que se identifiquen a los sobornados en el caso de Odebrecht, ya sean funcionarios, políticos y empresarios, que sean enviados a la cárcel y el dinero producto de esa acción ilícita se recupere.
También que se designe una comisión independiente que haga una investigación a fondo que permita que este caso de Odebrecht sea el que marque el fin de la era de la impunidad que se ha enseñoreado en el RD.
La mega movilización en la que puntualizaron sus organizadores que fue una jornada contra el sistema existente que no lo representa. Definida como un despertar del pueblo a inicio de año y que significa que han ganado conciencia de que la corrupción y la impunidad que la sostiene es el obstáculo fundamental para desarrollo del país.
Se observó representaciones religiosas de diversas denominaciones en la multitudinaria expresión de indignación.
Muchos de los participantes fueron en familia, con sus hijos, con sus sobrinos y hermanos. La Policía intervino la trayectoria de la manifestación que bajaría por la Doctor Delgado, obligando a tomar la 30 de Marzo.
En el Parque Independencia con actividades culturales y la lectura de una proclama concluyó la caminata, no así la lucha intensa en contra de la corrupción y la impunidad, dijeron las organizaciones sociales que montaron el ejemplar ejercicio ciudadano.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar