Uncategorized

Protestas en apoyo a Baltimore dejan al menos 100 arrestados en Nueva York

Al menos 100 personas fueron arrestadas en medio de las protestas en solidaridad con los manifestantes de Baltimore en Nueva York, informó una fuente policial a CNN.

Los manifestantes marcharon este miércoles hasta Union Square y mientras se dirigían al oeste por la calle 17 de Manhattan fueron detenidos por la policía, que les impidió el paso.

Entonces se dio un enfrentamiento, tras el cual se realizaron los arrestos. Al menos uno de los manifestantes fue llevado en una ambulancia a un hospital.

En Baltimore, los manifestantes regresaron este miércoles a las calles para demandar un cambio y que las autoridades se hagan responsable por la muerte del joven Freddie Gray.

Luego de entrar en vigor el toque de queda a las 10:00 p.m., la mayoría de los manifestantes comenzó a dispersarse.

Tal como ocurrió el martes, las manifestaciones fueron este miércoles pacíficas, con gente lanzando consignas y marchando mientras sostenían pancartas. Muchos más traían camisetas que decían: “La vida de la gente de raza negra también importa”.

Estudiantes de preparatorias y universidades de Baltimore marchan gritando la consigna “Justicia para Freddie Gray” mientras se dirigen a un mitin frente al gobierno de la ciudad (Getty Images).Estudiantes de preparatorias y universidades de Baltimore marchan gritando la consigna “Justicia para Freddie Gray” mientras se dirigen a un mitin frente al gobierno de la ciudad (Getty Images).

El capitán Eric Kowalczyk, de la policía de Baltimore, adelantó temprano que se esperaban grandes concentraciones para este miércoles.

«Nuestra sincera esperanza es que veamos lo que vimos ayer, gente reuniéndose de una forma pacífica, y si así lo deciden, externando sus preocupaciones y su frustración en una forma que refleje a la ciudad de Baltimore y a lo que hemos visto en las últimas 24 horas», dijo Kowalczyk.

El oficial se refería a la escena contrastante de lo registrado este martes con lo ocurrido el lunes pasado.

El lunes por la noche, la policía realizó 235 arrestos. Luego de un toque de queda que inició a las 10:00 p.m. del martes, se registraron solo 35 arrestos.

El lunes, 20 oficiales quedaron heridos, incluyendo seis de gravedad. En contraste, el martes por la noche sólo un oficial resultó con lesiones.

El lunes, decenas de autos y edificios fueron incendiados y las sirenas de los vehículos de emergencia se pudieron escuchar por la ciudad toda la noche. Este martes, nada se encontraba en llamas.

Aunque algunos manifestantes desafiaron el toque de queda y se enfrentaron con la policía, no hubo episodios de violencia comparados con los del lunes.

La paz fue exactamente lo que la familia de Gray pidió. Fue la muerte de Gray, quien se encontraba bajo custodia de la policía, lo que causó conmoción y las protestas en Baltimore.

Entre los que marcharon este miércoles está Enya Baez-Ferrereas, estudiante de la Universidad John Hopkins

«Baltimore no es violento. Hemos estado bajo mucha presión y la violencia que surgió el otro día es solo una reacción a los años y décadas de opresión, a la brutalidad policial, al acoso que muchos en Baltimore han enfrentado», dijo.

Los manifestantes también tomaron las calles en otras ciudades, como Oakland, Chicago y Los Angeles.

En Nueva York, algunos manifestantes fueron detenidos por la policía, que mostró cero tolerancia durante las marchas.

Obama: no hay excusa para los disturbios

En una entrevista divulgada este miércoles por la mañana, el presidente Barack Obama dijo que «el tipo de violencia, el saqueo, la destrucción que vimos de uno puñado de individuos en Baltimore, no hay excusa para eso».

Dijo que su corazón está con los oficiales heridos y elogió a la policía que se mostró la debida moderación.

El presidente también habló sobre el estado actual de las comunidades urbanas. «Si se mandan a oficiales de la policía a esas situaciones donde el tráfico de droga es la actividad primaria y les dices que su trabajo es contener eso y arrestar a los jóvenes y meterlos a la cárcel, cuando esos policías sepan (que no van a solucionar la situación), no debe de sorprender que al final surja una situación de enorme tensión entre esas comunidades y esos oficiales de la policía», dijo.

La policía muestra moderación

Muchos residentes también aplaudieron el hecho de que la policía no reaccionó de otra forma luego de que entró en vigor el toque de queda.

«La policía hizo un trabajo fantástico anoche”, escribió un usuario en Twitter. «Tecnicamente, pudieorn haberlos arrestado a todos a las 10:01».

Unos 2.000 integrantes de la Guardia Nacional y más de 1.000 policías de Maryland y otros estados vecinos estuvieron asignados a tareas de seguridad en las calles de Baltimore este martes por la noche, dijo gobernador de Maryland, Larry Hogan.

«Esta fuerza combinada no tolerara violencia o saqueos, lo que ha llevado a la destrucción de propiedad y ha puesto la vida de inocentes en peligro», dijo el gobernador ayer martes.

La limpieza

Aunque no hubo daños la noche del martes, la recuperación tras los disturbios del lunes está lejos de completarse.

Muchos vieron destruidos sus vecindarios, sus casas y sus vehículos.

Residentes como Cindy Oxendine salió a la calle a levantar rocas, vidrios rotos y otras cosas, a pesar de sus dolores de espalda.

«Comenzó de forma pacífica y terminó asi», dijo Oxendine a la televisora local WBAL este martes. «He visto cosas como estas en las noticias en otras ciudades pero nunca creí que lo vería frente a mi propia entrada. Es una locura».

La oficina del gobernador abrió un sitio para quienes quieran ayudar a Baltimore luego de las protestas y desmanes.

«Hemos recibido mucho apoyo de los habitantes de Maryland y gente de todo el país que quiere ayudar a nuestro amado Baltimore a que se vuelva a poner de pie luego de la ola de violencia y destrucción», dijo Hogan en un comunicado.

El sitio, governor.maryland.gov/mdunites/, permite a los visitantes ser voluntarios en las tareas de limpieza, donar a organizaciones de caridad que ayudan a los residentes afectados y reportar nuevos incidentes a la policía.

Nuevas protestas en otras partes del país

Baltimore no estuvo solo. Cientos de manifestantes salieron a las calles en Ferguson, Missouri, en solidaridad.

Pero el resultado en Ferguson fue más violento. Al menos dos personas recibieron disparos en incidentes separados.

Jeff Small, vocero de la ciudad, dijo que la policía no está segura si los tiroteos estuvieron vinculados a las protestas. «La policía está teniendo dificultades para investigar debido a las rocas que les lanzan».

Ferguson y Baltimore están entre las ciudades donde ha habido protestas debido a la muerte de personas a manos de la policía.

En agosto pasado, Michael Brown murió tras recibir disparos del oficial Darren Wilson en Ferguson.

En el caso de Baltimore, todo se desató tras la muerte el pasado 19 de abril de Gray, que sufrió una lesión severa en su espina que lo mantuvo en coma por una semana. Hasta ahora se desconoce cómo sufrió el joven dicha lesión tras ser detenido por la policía.

La policía ha estado investigando la muerte de Gray y se espera que la oficina del fiscal estatal ofrezca un reporte el próximo viernes. Entonces los fiscales decidirán si se deben de presentar cargos.

Concejal de Baltimore: ‘matón’ es la nueva ‘palabra N’

Un término utilizado por el presidente Obama y la alcaldesa de Baltimore Stephanie Rawlings-Blake para calificar a los alborotadores le ha dado nueva vida al debate sobre la palabra «matón» (thug en inglés).

«Por supuesto no es la palabra correcta, decir que nuestros hijos son ‘matones'», dijo el concejal de la ciudad de Baltimore, Carl Stokes, en el programa Erin Burnett OutFront de CNN. «Estos son jóvenes que han sido aislados, marginados, quienes no han sido atraídos por nosotros. No, no tenemos que llamarlos matones».

«Solo llámalos ni***s. Solo llámalos n***s», dijo. «No, no tenemos que llamarlos por nombres como esos».

El reverendo Jamal Bryant hizo la misma comparación el miércoles por la mañana en CNN. El presidente y la alcaldesa están equivocados, dijo. «Estos no son matones, son jóvenes molestos y frustrados».

«Es asombroso. No les dices ‘matones’ a seis policías que matan a un hombre sin causa probable, pero a los chicos que están frustrados y no tienen una salida, a ellos sí los llamas ‘matones’. ‘Matones’ es la palabra del siglo XXI para la ‘palabra N’. «Y es repulsivo y ofensivo para cada persona que es padre y trata de criar a sus hijos mientras interpreta lo que está ocurriendo a esta hora».

La alcaldesa Rawlings-Blake respondió este miércoles.

«Quería aclarar mis comentarios sobre ‘matones'», escribió el miércoles en Twitter. «Cuando hablas con frustración y enojo, puedes decir cosas de la manera en que no tenías intención de decirlas».

Ella añadió lo siguiente: «Esa noche vimos jóvenes equivocados que necesitan que se les haga responsables de sus acciones, pero que también necesitan apoyo. Y mis comentarios en ese momento no lograron trasladar eso».

El diccionario Webster define «matón» como «un brutal rufián o asesino».

El lunes, el alcalde Rawlings-Blake dijo: «Hay una diferencia entre lo que vimos la semana pasada con las protestas pacíficas, aquellos que desean buscar la justicia, aquellos que desean ser escuchados y quieren respuestas, y la diferencia entre esas protestas y los matones que solamente desean incitar a la violencia y destruir nuestra ciudad».

El martes, el presidente Obama se refirió a los manifestantes como «un puñado de delincuentes y matones que destruyeron el lugar».

CNN

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Menu