Uncategorized

Policía mata a joven blanco desarmado en EE.UU.; argumenta defensa propia

Crees haber escuchado esta historia antes. Un joven desarmado recibe un disparo de la policía; activistas negros protestan, pero la diferencia es que ahora se trata de una persona blanca, no negra.

Zachary Hammond, de 19 años, se encontraba en una cita el pasado 26 de julio cuando fue tiroteado por un oficial de policía en el estacionamiento de un restaurante de comida rápida en Seneca, una ciudad a unos 65 kilómetros de Greenville, cerca de la frontera con Carolina del Norte, informó Eric Bland, el abogado que representa a la familia del joven.

El Departamento de Policía de Seneca informó que uno de sus oficiales realizaba una investigación sobre tráfico de drogas y que le disparó a Hammond en defensa propia.

“Se trató de un oficial uniformado, con un vehículo matriculado, se bajó de la unidad y comenzó a acercarse al vehículo del sospechoso, sacó su pistola porque se trataba de una violación que involucraba narcóticos”, detalló el jefe de la policía de Seneca John Covington a la afiliada de CNN WHNS.

Una pequeña cantidad de marihuana fue encontrada en la parte delantera del compartimiento del carro de Hammond.

“Era un joven de 19 años que pesaba 55 kilos y fue asesinado por un cigarro de marihuana”, expresó Bland.

Tori Morton, que estaba en una cita con Hammond, fue arrestada por cargos de posesión simple de marihuana. Era la cantidad de cannabis, indicó el abogado Bland, lo que no justificó el uso excesivo del policía.

“Esto es sobre el uso excesivo y letal de la fuerza en situaciones en donde no es necesaria”, agregó Bland.

Por su parte, el jefe de la policía de Seneca expresó que el oficial trató de arrestar a Hammond cuando el joven pisó el acelerador del carro y lo dirigió hacia el policía, provocando que el oficial le disparara en defensa propia.

Autopsia indica que fue disparado por la espalda

La Oficina del Juez de Instrucción del Condado Oconee realizó una autopsia al cuerpo del joven el martes pasado y confirmó que Hammond recibió dos impactos de bala y tenía heridas provocadas por una pistola calibre 45 que usaba por el policía de Seneca. Hammond recibió una bala que hirió la región del hueso de la clavícula y otra más que hirió su pecho y que fue fatal, indicó el reporte. La autopsia dictaminó que la muerte de Hammond fue un homicidio.

El reporte no indica si las heridas de Hammond arrojan que las heridas de bala fueron hechas estando el joven en un vehículo en movimiento.

Bland dijo que las heridas de Hammond indican que el automóvil estaba parado y que el joven fue baleado por la espalda y al lado de su pecho. La familia de Hammond solicitó una autopsia independiente, que encontró que los disparos que recibió fueron por detrás y desde una distancia cercana.

El jefe de la policía de Seneca le dijo a WHNS que el oficial involucrado en el incidente, que ha trabajado en el departamento por más de cinco años, está suspendido. No se dio a conocer el nombre del oficial por razones de seguridad.

“Lo consideramos una víctima de intento de homicidio, como lo hemos dicho desde que informamos sobre el hecho”, informó Covington en un comunicado emitido el viernes pasado.

Una muerte sin protestas masivas

La muerte del joven Hammond no ha generado las mismas protestas que provocaron las muertes de los negros Michael Brown, Eric Garner, entre otros.

Sin embargo, Black Lives Matter, una comunidad de activistas que trabaja para poner fin a lo que consideran es un sistema enfocado a atacar a la gente negra, llevado a cabo por la policía, ha compartido la historia de Hammond en sus redes sociales como otro ejemplo de la brutalidad policiaca, preguntándose por qué la muerte de Hammond no ha generado protestas por parte de otros grupos.

Meredith Clark, una profesora en la Escuela de Periodismo de Mayborn, en la Universidad del Norte de Texas, que está llevando a cabo una investigación sobre el movimiento Black Lives Matter, le dijo a Los Angeles Times que la falta de protestas por la muerte de Hammond se debe a que el incidente quizás no estuvo relacionado con racismo. La experta dijo que la falta de imágenes en video o una historia de brutalidad por parte del departamento policiaco fue la razón por la que esta historia no ha atraído el interés nacional.

La División de Aplicación de la Ley de Carolina del Sur (SLED, por sus siglas en inglés) ha tomado la investigación y está recolectando evidencia del arma de fuego usada en el incidente.

Kathryn Richardson, una vocera de la SLED, dijo que la investigación continua. Richardson también confirmó que hay material de video del hecho pero no dio a conocer cuándo serán difundidas las imágenes.

CNN

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar