Sociales

Dior propone talones y corsés, Victoria&Tomas festejan diez años

Santo Domingo:- En una colección inspirada por Catalina de Medicis, Dior volvió este martes a los talones y los corsés en la Semana de la Moda de París, mientras que Victoria&Tomás festejaban diez años mezclando streetwear con la lencería.

«La idea que me seducía mostrar cómo algunos elementos del vestuario sirven para construir un imaginario de realeza» explicó a la AFP la italiana Maria Grazia Chiuri, directora artística de las colecciones femeninas de Dior.

Feminista confesa, Grazia Chiuri le da la vuelta a esos elementos en principio alejados de su universo creativo, de forma irónica y moderna.

«No lo hice mirando al pasado», aseguró.

Catalina de Medicis era hija de Lorenzo II de Medicis en Italia. Llegó a la turbulenta corte francesa en 1533, para convertirse en esposa de Enrique II.

De pequeña altura, fue la primera mujer noble que se conoce que utilizó zapatos de plataforma.

Dior recupera ese calzado de realce, sin perder el confort, mientras que el corsé tiene una forma casi geométrica y se convierte «en un objeto con el que uno puede jugar para divertirse», explica la diseñadora.

Al no estar integrado en la ropa, el corsé se puede llevar encima de una camiseta o una camisa, y no se necesita ayuda para vestirlo, como se hacía en la antigüedad.

Los vestidos de Dior para la primavera y verano de 2023 evocan los miriñaques de siglos pasados, pero con la posibilidad de adaptarlos al cuerpo con cintas ajustables.

Es un homenaje al «power dressing» que apareció en los años 1970 y que tuvo su apogeo en la década siguiente, de la mano de creadores como Thierry Mugler. Una mujer de hombreras anchas y cinturones ajustados, para reforzar su imagen de autoridad.

Chiuri utiliza abundantemente el bordado y el encaje, adornos que la enérgica Catalina de Medicis impuso a la manufactura real francesa.

El desfile, acompañado de un espectáculo de danza, tuvo lugar en un pabellón transformado en un cueva en el jardín de Tullerías, a las puertas del Louvre, allá precisamente donde Catalina de Medicis organizaba sus fiestas.

«En este momento histórico tan sombrío, la moda es el único territorio donde aún podemos jugar, eso es lo que quiero hacer en estos momentos. La situación es trágica, hay que encontrar motivos para trabajar» explica Maria Grazia Chiuri.

Bajo el signo del amor

El signo del amor fue también el motivo escogido por la pareja francesa Victoria y Tomas para festejar sus diez años en el mundo de la moda.

Aupados por su familia, que desfiló y ayudó entre bambalinas a que todo funcionara a la perfección, Victoria y Tomas recordaron al público qué es lo que les motiva en el mundo de la moda.

Victoria y Tomás cortan una sudadera a la altura del ombligo para dejar todo el espacio a un pantalón de encaje transparente. O al revés: una mujer que lleva con soltura un pantalón de jogging y encima un corpiño sugerente.

Los corazones aparecían por doquier en todos los vestidos de esta colección presentada en la estación de Inválidos.

«Mezclamos para sugerir, siempre con un balance, entre Victoria y yo», explicó Tomas Berzins, de origen letón, a la AFP.

«Han sido diez años de investigaciones, de errores y éxitos, que nos han traído hasta aquí. Nuestro mensaje es: amor», añadió Victoria Feldman, de origen ruso.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Menu