Salud

Detección temprana, la clave para cortar el cáncer de mama de raíz

Santo Domingo:-  El cáncer de mama es uno de los más frecuentes en las mujeres y detectada a tiempo es una enfermedad potencialmente curable.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que la detección precoz, a fin de mejorar el pronóstico y la supervivencia de los casos de cáncer de mama, sigue siendo la piedra angular de la lucha contra este mal.

María Ysabel González Curi, radióloga y directora de imágenes de los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), explicó a El Día que la edad de máxima incidencia está por encima de los 50 años, pero un pequeño porcentaje, cerca del seis por ciento se diagnostica en mujeres menores de 35 años.

Les invitamos a leer: Detección precoz es vital para supervivencia cáncer

“Las mejoras en el diagnóstico precoz y en los tratamientos han permitido que la supervivencia global aumente en los países desarrollados”, afirmó González.

«La única manera de prevenir el cáncer de mama es la detención temprana, mientras más pequeño encontramos el tumor más fácil es el tratamiento», apuntó la especialista.

González Curi especificó  que el diagnóstico del cáncer de mama se establece luego de la “triple evaluación” que incluye examen físico, imágenes y biopsia.

“Existen muchas herramientas para la detección precoz de este cáncer, entre las que se encuentran la mamografía, tomosíntesis, sonografía y resonancia magnética”, dijo.

Casos en hombres

Pese a que no es muy común, a los hombres también  pueden padecer de  cáncer de mama, cerca del uno por ciento de los diagnósticos corresponden al sexo masculino.

«Lo que pasa con los hombres es que como no relaciona el cáncer de mama como enfermedad, ignora los síntomas y se tarda en ir al médico; y cuando lo hace está e etapa avanzada», explico la radióloga.

Recordó que cuando se trata de cáncer el diagnostico tardío hace la diferencia, en los casos de los hombres no tienen la cultura del cáncer de mama.

Factores de riesgo

Afirma que estudios han dado como resultado que mujeres que no amamantan sus hijos, que tienen periodos largos de anovulación con preponderancia estrogénica, que han recibido terapias hormonales por mucho tiempo a base de estrógeno y sobre todo progesterona, y aquellas que viven una vida sedentarias, tienen mayor riesgo .

Asimismo, están en riesgo las pacientes que han recibido radiaciones por otro tipo de cánceres o que estén expuestas a ellas. Así como mujeres obesas con dietas ricas en grasas no saturadas.

También existen factores biológicos, como el sexo, la edad, la historia familiar, hiperplasia distal, carcinoma, imagen radial o estrellada y flujo hormonal contante, es decir, aquellas pacientes con menarquia precoz o muy tardía.

De igual manera, mamas muy densas, debido a que el rayo de la mamografía penetra poco en ese tejido y se identifica la enfermedad muy tarde y ser portadoras de genes modificados de braca 1 y 2. Además, existen los factores iatrogénicos, en aquellas mujeres que alguna vez en su vida tuvieron algún tipo de cáncer que ameritó radiación en el tórax, como ciertos linfomas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Menu