Nacionales

Velan los restos del raso policial Paul Encarnación Mejía, asesinado en Guaricanos

Un ambiente de tristeza e impotencia reina en Ponce Adentro de Los Guaricanos, donde velan los restos del raso policial Paul Encarnación Mejía, asesinado anoche por dos hombres, mientras se encontraba frente a su vivienda con su niño de dos años en las piernas, a quien una bala le impactó en la cabeza y se encuentra en el hospital Hugo Mendoza.
Según cuentan los vecinos el policía se negó a entregar su arma a dos hombres que se desplazaban en una motocicleta. Falleció cuando era atendido en el hospital Ney Arias Lora.Testigos del hecho dijeron que uno de los hombres empujaba una motocicleta y el otro iba a pie a su lado.
Paul Encarnación logró sacar su arma de reglamento y repeler la agresión, sin que se sepa si logró herir a sus atacantes. Las investigaciones del caso están a cargo de oficiales de la Dirección Central de Investigaciones Dicrim.
El raso de la Policía ultimado anoche por desconocidos en Los Guaricanos había sido reconocido el pasado 10 de septiembre por el director de la policía, por no aceptar soborno del narcotráfico.
A raíz de este asesinato el director de la Policía Ney Bautista Almonte, dispuso que se aumentara el número de agentes para que trabajen en la solución del caso y otros sucedidos en los últimos días.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar