Nacionales_portada_slider

Tribunal de Venezuela ordena captura de tres opositores

CARACAS, Venezuela (AP) — Un tribunal local venezolano emitió órdenes de captura al exgobernador del estado central de Carabobo y excandidato presidencial Henrique Salas Römer y otros opositores como parte de la investigación que sigue por un supuesto plan de golpe de Estado y magnicidio que denunció el oficialismo.

La orden incluye además al excongresista Gustavo Tarre Briceño y al opositor Robert Alonso, hermano de la actriz cubano-venezolana María Conchita Alonso.

«Estos señores son de la clase social encumbrada y no quieren presentarse a la justicia, no quieren presentarse a la Fiscalía y un tribunal les dictó orden de aprehensión», dijo el diputado oficialista Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional, durante su programa «Con el Mazo Dando» que transmite la televisora estatal.

Por este caso también ya fueron giradas ordenes de captura internacional contra Pedro Burelli, un ex director externo de la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A.; Diego Arria, excandidato presidencial y exembajador de Venezuela ante la ONU; y Ricardo Koesling, un abogado fuerte crítico del gobierno, al considerar la posibilidad que ninguno de ellos cumpliese las citaciones que les hicieron para comparecer en calidad de testigos como parte de la investigación.

Tras el anuncio, Salas Römer, quien se encuentra fuera del país, el viernes a través de su cuenta de Twitter escribió: «A todos los q (sic) me expresan solidaridad GRACIAS. Corre el año 15, y los signos son inequívocos. Viene un amanecer».

El Ministerio Público inició en marzo la investigación sobre el supuesto complot tras una denuncia que realizaron oficialistas.

En junio pasado, un tribunal capitalino prohibió la salida del país de la exdiputada opositora María Corina Machado, también por el supuesto complot. Machado se presentó a la citación y denunció que el gobierno usaba los tribunales para «perseguir y callar todas las voces» disidentes.

Miembros del partido de gobierno denunciaron en mayo la existencia de un plan dirigido a ejecutar un «golpe de Estado» y asesinar al presidente Nicolás Maduro y otros dirigentes oficialistas, y centró su acusación sobre Machado y los otros opositores.

Como pruebas Rodríguez mostró algunos supuestos mensajes de correo electrónico que Machado compartió con opositores. Algunos de los implicados han considerado como «falsos» los correos electrónicos.

Maduro ha denunciado durante su primer año de gobierno unos cinco planes de magnicidio y más de una decena de actos de sabotaje y complot.

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar