NacionalesReportajes_portada_slider

Trabajador cañero de 110 años se consume en una cama tras Hacienda detener el pago de su pensión

Joseph Petese, trabajador cañero de 110 años de edad, que laboró por más de 40 años en la industria azucarera en el desaparecido Ingenio Ozama de San Luis, espera que se reactive el pago de su pensión, la cual fue suspendida hace cuatro años por el Ministerio de Hacienda debido a trámites de documentación.

Petese, que por más de 40 años cotizó en el Instituto Dominicano de Seguros Sociales para su retiro, se consume en una cama por falta de medicamentos y alimentos.

Una de sus hijos dijo que no han podido actualizar sus documentos por falta de dinero.

Juliana Petese Liborio, hija del longevo trabajador cañero dedica todo su tiempo al cuidado de su padre, labora tres veces a la semana en una casa de familia lo poco que cobra lo distribuye en medicamentos, alimentos y pañales desechables para adultos.

El longevo consume más de 2 mil pesos mensual en medicamentos, vive en una vivienda con piso de tierra, donde la humedad ha dañado los electrodomésticos.

La odisea del inmigrante de 110 años de edad empezó con la perdida de los documentos de identidad al incendiarse su vivienda, según narra Juliana Petese Liborio.

Joseph Petese nació el 20 de Marzo de 1913 en un pueblo de Haití, se integró a las labores de la Industria Azucarera de la República Dominicana en los años 60.

Sus familiares esperan que el Ministro de Hacienda ordene al director General de Jubilaciones y Pensiones el restablecimiento de la pensión digna.

Para ayuda, llamar al 849- 265 77 55.

Por Roberto Brito.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar