Este martes, el Congreso Nacional amaneció militarizado ante el anuncio de que un grupo de personas se apostaría a las afueras de la sede legislativa para reclamar que la aprobación del proyecto de Ley que busca que  las AFP entreguen un 30 % de los fondos a los trabajadores que han sido afectados por la crisis económica.

Sin embargo, cerca del mediodía fueron retirados del área los agentes policiales que se mantenían custodiando todo el perímetro donde se encuentra la sede del primer Poder del Estado.

Durante la mañana estuvieron cerradas las puertas principales del Congreso con lo que se impedía que las personas pudiesen ingresar al lugar desde la parte frontal.

Por Crisaleidy Madé.

Share.

Leave A Reply

Exit mobile version