Opción Democrática (OD) deplora las circunstancias en que falleció la joven economista Adilka Feliz, cuya muerte ilustra los graves riesgos que enfrentan las embarazadas dominicanas ante la renuencia del Congreso Nacional a despenalizar las tres causales.

Las informaciones sobre el caso, incluyendo las aportadas por la madre de Adilka, señalan que su muerte se hubiera podido evitar si el embarazo se interrumpe oportunamente, es decir, cuando los médicos entendieron que era necesario hacerlo para salvaguardar su salud y su vida. Por el contrario, el Código Penal vigente obliga a los médicos a esperar hasta que la muerte de la paciente sea “inminente” antes de practicarle el aborto, lo que expone a las mujeres a muertes prevenibles e innecesarias.

Opción Democrática califica esta situación como un grave atentado a los derechos de las mujeres y las niñas dominicanas, que además son obligadas a llevar a término embarazos inviables o que son producto de violación sexual e incesto. Por esta razón el partido siempre ha defendido de frente y sin titubeos la inclusión de las 3 causales en el Código Penal, siendo su diputado José Horacio Rodríguez vocero de esta causa.

El rechazo de los partidos tradicionales a la despenalización por causales evidencia su escaso compromiso con las mujeres dominicanas, situación que solo se puede revertir con la llegada al Congreso de legisladores genuinamente preocupados por su bienestar y sus derechos.

Ante esta situación, Opción Democrática reitera su compromiso con las tres causales, afirmando que trabaja para ampliar su bancada con legisladoras y legisladores comprometidos con las necesidades de la mujer dominicana en las elecciones de mayo.

Share.

Leave A Reply

Exit mobile version