Nacionales_portada_slider

Obispos denuncian oleada de corrupción; piden aprobar Código Penal sin el aborto

La Conferencia del Episcopado Dominicano se pronunció sobre la violencia, la corrupción, la elección de las altas cortes y las excepciones para el aborto, contempladas en las observaciones que hiciera el presidente Danilo Medina al Código Penal.

En su 55ª Asamblea Plenaria, los obispos también eligieron a Diómedes Espinal De León, Obispo de Mao-Montecristi, como presidente de la Conferencia y a Héctor Rafael Rodríguez Rodríguez, Obispo de La Vega, como Vicepresidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano

En un documento con las conclusiones de la reunión, señalan que hay una oleada de corrupción que afecta la convivencia pacífica y se deben hacer mayores esfuerzos por la Institucionalización de la Justicia, de modo que nadie pueda ir a los cargos públicos a enriquecerse ilícitamente y de manera impune, con lo que se priva a amplios sectores de la población del acceso a la alimentación, salud, educación y la vivienda. En este sentido, ven con buenos ojos el hecho de que cada vez más la ciudadanía se empodera y toma parte cada vez más activa en la lucha contra la corrupción.

El órgano eclesial anima a todos los actores del sistema de justicia a procurar un mayor fortalecimiento de este poder del Estado. De modo particular, exhortamos al Consejo Nacional de la Magistratura a proceder en la escogencia de los nuevos miembros para las Altas Cortes, con un alto sentido patriótico, procurando que sean personas idóneas por su capacidad profesional, su honestidad, integridad moral e imparcialidad política.

Los obispos también entienden que hay una campaña mediática a favor de la legitimación del aborto  y son conscientes de las presiones políticas, nacionales e internacionales a las que en muchas ocasiones son sometidos nuestros legisladores.  Advierten que legislar a favor del aborto va en contra de la misma naturaleza y de la Constitución de la República. Sería un grave error dejar entrar en nuestra legislación una acción que vaya directamente en contra de la vida y del orden constitucional.

En ese orden, exhortan a todos los católicos auténticos y a los hombres y mujeres de buena voluntad, a no dejarse persuadir por los dogmáticos que enfatizan de manera irracional y contra todo principio moral y constitucional la legalización del aborto.  Apuntan que hay “propagandistas del aborto que montan campañas agresivas para convencer a la sociedad de que con la despenalización del aborto se defienden los derechos y la dignidad de la mujer y se reduce la mortalidad materna, cosa que no se corresponde con la verdad”.

Exhortan a los diputados a ratificar la decisión de la Cámara del Senado “para que finalmente la sociedad cuente con el Código Penal, pieza jurídica que por años ha estado reclamando la sociedad dominicana”.

En cuanto a la violencia, los obispos invitan a trabajar para crear un clima de paz, dejarse llenar de la luz del Espíritu Divino y tener dominio de las pasiones desenfrenadas.  Invitan a las familias a comprender que el amor, el perdón, el diálogo y la reconciliación son  valores esenciales para mantener la unidad y controlar la agresividad que produce tanto dolor en los hogares. 

Nuevas autoridades de la Conferencia del Episcopado Dominicano

En la Presidencia de la Conferencia fueron elegidos, S.E.R. Mons. Diómedes Espinal De León, Obispo de Mao–Monte Cristi, como Presidente; S.E.R. Mons. Héctor Rafael Rodríguez Rodríguez, MSC., Obispo de La Vega, como Vicepresidente; Secretario General, S.E.R. Mons. Ramón Benito Ángeles Fernández, Obispo Auxiliar electo de Santo Domingo; Secretario General Adjunto, el Rvdo. P. Carlos Manuel Abreu Frías, de la Arquidiócesis de Santo Domingo.

El Consejo Permanente quedó integrado por el Presidente, el Vicepresidente el Secretario General y los Arzobispos Metropolitanos S.E.R. Mons. Francisco Ozoria Acosta, de Santo Domingo; y, S.E.R. Mons. Freddy Antonio de Jesús Bretón Martínez, de Santiago de los Caballeros.

Además de las elecciones internas, en las que quedaron distribuidas las diversas responsabilidades y servicios de la CED, fueron tratados diversos asuntos concernientes a las diferentes instituciones eclesiales: Instituto Nacional de Pastoral, Seminario Pontificio Santo Tomás de Aquino, Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, entre otros.

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar