Nacionales_portada

Nervios y paranoia en aeropuertos de EE.UU. tras el ataque en Boston

 

El nerviosismo y el pánico se instalaron entre los estadounidenses después del atentado del lunes en el maratón de Boston. La policía controla los servicios públicos, las plazas y los monumentos.
 
También evacuó ayer la terminal del aeropuerto neoyorquino de La Guardia por un paquete sospechoso y r egistró un avión por un alerta de seguridad en la ciudad donde estallaron las bombas.
 
Las imágenes de los operativos de seguridad en Nueva York mostraban ayer a trabajadores del aeropuerto mezclados con pasajeros en la planta superior del edificio principal de la terminal aérea, que tuvieron que ser evacuados para que llegara un equipo de expertos en desactivación de explosivos.
 
Desde la tarde del lunes, por las detonaciones que provocaron tres muertes y más de 170 heridos en Boston, también en Nueva York se incrementó el estado de alerta y la vigilancia. Por eso ayer, al encontrar un paquete que no tenía dueño se resolvió sacar del edificio a todos los que allí estaban y parar la salida de los aviones.
 
Una hora después de la evacuación, una vez que se abrió la caja sospechosa que había causado la alarma, el aeropuerto neoyorquino fue reabierto, informó un portavoz de la Autoridad Portuaria de Nueva York. Sin embargo, las autoridades neoyorquinas no brindaron información oficial sobre si se trató de un artefacto explosivo o una falsa alarma, según explicó la cadena de noticias CNN.
 
Casi al mismo tiempo en Boston la policía registraba un avión que se encontraba en el aeropuerto de Logan, tras una alerta de seguridad, informó la agencia de noticias española EFE.
 
Imágenes de la estación local de la CBS mostraron un avión de la aerolínea US Airways que estaba siendo registrado en el aeropuerto por los agentes en busca de un paquete sospechoso.
 
Un portavoz de la policía del estado de Massachusetts indicó al canal de televisión que las autoridades estaban buscando una valija que no había pasado por los filtros de seguridad en un avión procedente de Filadelfia.
 
Las imágenes mostraron la aeronave en mitad de una pista con una rampa y varios equipajes tendidos en el asfalto.
 
Por el momento, la policía asegura que el incidente no está relacionado con las explosiones del lunes, pero se estima que la reacción de seguridad sí lo está.
 
En el programa Fox 25 de Boston se informó que dos pasajeros que hablaban en árabe fueron señalados por un tercer pasajero y que a pesar de que el avión estaba a punto de decolar, volvió a la manga y los sospechosos fueron controlados. Recién después, el avión tomó vuelo.
 
Por si fuera poca la tensión en los aeropuertos, la tercera mayor aerolínea de Estados Unidos, American Airlines paralizó ayer todos sus vuelos en ese país debido a un problema que ha colapsado su sistema electrónico de reservas.
 
Según la página Flight Aware, que se dedica a monitorear el estado de los vuelos American canceló 413 vuelos y su filial American Eagle, otros 271.
 
Estos episodios agregaron confusión al ambiente reinante en Boston, donde una gran área del centro de la ciudad sigue siendo considerada “escena del crimen”, mientras efectivos de la Guardia Nacional, agentes federales y e xpertos locales y estatales vigilan distintos puntos de la ciudad, sobre todo el transporte público, las plazas y los monumentos.
 
“Quien vaya a trabajar notará mayor presencia policial. No se deben alarmar por ver agentes armados”, señala un comunicado de la Guardia Nacional.
 
Las autoridades no han podido dar ninguna indicación sobre la autoría de lo que el gobernador del estado, Deval Patrick, ha calificado como un “acto terrorista”. Agentes federales y locales pasaron varias horas esta noche revisando un departamento en Ocean Avenue, a las afueras de Boston, a unos 15 minutos de donde se produjeron las explosiones. Pero ese allanamiento no entregó nuevas pistas.
 
El comisario de la policía de Boston, Ed Davis, pidió ayer la colaboración ciudadana, con información de primera mano, fotografías o vídeos que puedan ayudar a recabar pistas del autor o autores de las dos explosiones que sacudieron la abarrotada línea de meta durante el maratón de la ciudad.
 
Por otro lado se aumentó la seguridad en muchas otras ciudades estadounidenses, como la mencionada Nueva York y Washington y las autoridades de aviación ordenaron temporalmente el cierre del espacio aéreo sobre Boston. Una fuente de la policía dijo que incluso se investiga a varios corredores que arrojaron bolsos que podrían haber contenido los explosivos.
 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar