Nacionales_portada_slider

Los pobres siguen como los más afectados en conflicto entre médicos y autoridades de Salud

Diana Suárez, viajo de madrugada de Hato Mayor hasta la capital con su hijo de cinco años con un problema de salud, desconociendo que los centros hospitalarios están paralizados por una convocatoria del Colegio Médico Dominicano, visiblemente enojada soltó la expresión, que abuso. 

Stalin Rodríguez, es el nombre del  hijo de la señora Suárez, tiene que ser sometido a una cirugía y se trasladó al Robert Reed Cabral para procurar un anestesiólogo, que no encontró y tendrá que volver de a Hato Mayor a la capital  invirtiendo tiempo y dinero.

El caso de la señora Suárez, es posible que no sea el único. El paro entra en su quinta versión, con la calificación de exitoso por el presidente de los médicos Waldo Ariel Suero.

Mientras, el presidente de los galenos destaca la efectividad de la jornada, pacientes se quejan por sus dolencias de salud y la falta de atención.

El personal de salud de los centros hospitalarios se mantiene a lo interno de las instalaciones de trabajo o en el frente.

El director del Robert Reed Cabral, Ricardo Melgen, dijo que las consultas del área pediátrica se encuentran operando en un 40 por ciento.

Los médicos tienen un amplio pliego de exigencias que resumen en que el gobierno cumpla con los acuerdos pacto con ellos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar