Nacionales_portada

La maldición de Osama: murieron 23 de los militares que lo abatieron

 

Apenas dos años después de la muerte de Osama Bin Laden en su escondite de Pakistán, casi todos los miembros del equipo de élite estadounidense que participaron en ese operativo terminaron muertos, en lo que algunos medios ya calificaron como la “maldición” del ex jefe de Al Qaeda.
 
Una maldición que comenzó apenas tres meses después del operativo Gerónimo, en el que fue abatido el hasta entonces enemigo público número uno de Estados Unidos. En agosto de 2011, fue derribado en Afganistán un helicóptero de la OTAN y murieron 38 soldados, de los cuales 22 formaban parte del Team 6, el equipo que entró en la casa de Bin Laden en Abbottabad y acabó con su vida.
 
El viernes pasado se sumó otra víctima: otro miembro del Team 6 murió al sufrir un accidente con su paracaídas.
 
El marine Brett D. Shadle, de 31 años, chocó en el aire contra el paracaídas de otro Navy Seal, del que no fue difundido el nombre, actualmente hospitalizado en condiciones estables.
 
El equipo que pasó a la historia por eliminar al mayor enemigo de EE.UU. quedó mermado así en poco tiempo, a causa de una serie de accidentes: solo dos de los 25 integrantes seguirían con vida.
 
Shadle, casado y con dos hijos, fue declarado muerto al llegar al hospital. Las fuerzas armadas están investigando el accidente, ocurrido durante un “entrenamiento de rutina” nocturno en el estado norteamericano de Arizona. El joven se había alistado en la Marina en julio de 2000. Al año siguiente había completado su adiestramiento previsto para los Navy Seal y en 2002 tenía asignada su primera misión. Según indiscreciones, había estado en misiones en Afganistán y en Irak durante su carrera.
 
“Desde niño había querido ser un Navy Seal y al final lo había conseguido”, recordó Donald Shadle, tío de Bratt, condecorado con varias distinciones militares, entre ellas la medalla de bronce al valor. En su honor, la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, ordenó que las banderas ondeen a media asta.
 
“Su muerte nos demuestra una vez más los riesgos diarios que nuestros militares afrontan en casa y fuera, en combate o en entrenamiento”, dijo.
 
Así, el balance de muertes en el célebre “Team 6” ascendería a 23, de un total de 25 componentes. El grupo es la “estrella” de los Navy Seal, un equipo que hasta hace unos años era tan secreto que oficialmente no existía.
 
La muerte de Bin Laden en su escondite de Abbottabad, en Pakistán, en mayo de 2011, lo llevó a la luz de los reflectores, si bien antes el equipo ya se había ocupado de algunas de las principales misiones estadounidenses, dando la caza a criminales de guerra en Bosnia y participando en operaciones para liberar a rehenes, como la operación contra los piratas somalíes a mediados de 2009.
 
Hace unos meses, otro miembro de la “operación Gerónimo” contra Bin Laden reveló a la prensa que debido a su estatus clandestino no tenía pensión ni seguro médico tras retirarse del Ejército.
 
Los Seal fueron creados por John F. Kennedy en 1962 para las operaciones no convencionales. El nacimiento del “Team 6” se remontaría a después de la crisis de los rehenes norteamericanos en Irán en 1980.
 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar