SANTO DOMINGO.- Félix Julián Encarnación Feliz, de 59 años, quien hace unos días ganó una demanda de 10 millones de pesos contra el Hospital Ney Arias Lora, por mala práctica médica tras una cirugía realizada en el centro de salud hace 9 años, asegura que las decenas de bacterias contraídas le han generado daños permanentes y un gasto de al menos 30 millones de pesos.

“Se comió  el hospital la tibia y el peroné como cuando se corta un salami”, así define Encarnación Feliz el proceso que le dejó impedido de volver a caminar.

Explicó que guarda por escrito cada una de las pruebas y evidencias que presentó ante los tribunales para sustentar la demanda.

Share.

Leave A Reply

Exit mobile version