Nacionales_portada_slider

Hipólito pide dejar sin efecto aumento de impuestos a productos de primera necesidad

El expresidente Hipólito Mejía solicitó hoy al presidente Danilo Medina dejar sin efecto la aplicación del aumento de impuesto de ocho a 11 por ciento previsto para enero de 2014, a las Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS) de los productos que son fundamentales en la canasta familiar de los pobres y clase media.

Mejía, quien hizo el llamado durante una conferencia de prensa, en la que recordó que el Gobierno anunció el aumento de 8% a 11% de la tasa del ITBIS que se pagan a los productos como mantequilla, margarina, azúcar, café, queso, aceite de cocinar, yogur y cacao en polvo. Mientras que las bebidas alcohólicas y cervezas están sujetas a aumentar 5%.

También destacó que los propietarios de un vehículo, que usen solo para trasladarse hacia sus puestos de trabajo, deberán pagar un impuesto anual por circulación de uno por ciento (1%) sobre su valor.

¿En que afecta a los negocios la medica económica? Mejía dijo que los pequeños y medianos propietarios de negocios no escapan de la voracidad impositiva del gobierno del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), al significar que a partir de enero próximo, los establecimientos de venta al detalle de mercancías, incluyendo bares y restaurantes, que tienen un total de compra mensual superior a RD$50 mil pesos para operar, deberán pagar un impuesto de 12 mil pesos anual.

A continuación el texto completo de la declaración del Presidente Mejía:

“Nuevas cargas fiscales adicionales, como la anunciada aplicación del Itbis para enero a productos básicos de la canasta familiar, sobre una población ya de por si agobiada de impuestos, vendrían a ser insostenible para la familia dominicana.

“Además de que no generarían los ingresos buscados, pues los aumentos que se buscan con dichas cargas serian superados por las caídas provocadas por las fuerzas de la contracción.

“Para enero del próximo año, el gobierno anuncio que aumentará de 8% a 11% la tasa del Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS) que paga la Mantequilla, margarina, azúcar, café, queso, aceite de cocinar, yogur y cacao en polvo. Las bebidas alcohólicas y cervezas aumentarán 5%.

“No es económicamente viable, ni moralmente justificable, extraer más recursos del pueblo a fin de financiar el déficits del sector público.

“La inflación se elevará a partir de enero por los nuevos impuestos que se aplicarán a productos que son fundamentales en la canasta de los pobres y de la clase media.

“Nuestra clase media no aguanta más impuestos y nuestros grupos de menores ingresos los cuales se verían afectados por el pago del ITBIS, no cuentan con mecanismos para incrementar sus ingresos de acuerdo con el costo de la vida.

“Eso es peor cuando esos grupos se ven acosados cada día por un costo de la vida cada vez mayor.

“La caída en el crecimiento de la economía de 4.5% en el 2011 a 3% en el 2013 es consecuencia del brutal aumento de impuestos que se hizo a través de la Ley No. 253-12 para el Fortalecimiento de la Capacidad Recaudatoria del Estado para la Sostenibilidad Fiscal y el Desarrollo Sostenible, de fecha 9 de noviembre 2012. Su aplicación redujo el consumo de los pobres y de la clase media.

“En el 2014 el gobierno programa gastar RD$501,584.6 millones, equivalente a 18.3% del PIB, un aumento de 10.3% en relación al gasto del 2013. Para cubrir el mayor gasto espera aumentar la recaudación impositiva en RD$49,064.1 millones, 13.9% respecto al 2013.

“Lo malo es que al gobierno no le basta haber aumentado sus ingresos en US$327 millones con las negociaciones de la empresa minera Pueblo Viejo Dominicana Corporation, filial de Barrick Gold Corporation.

“Ingresos adicionales porque el PLD y Leonel Fernández habían regalado la mina de oro de los dominicanos.

“Como si lo anterior fuera poco, los propietarios de un vehículo que los usan para desplazarse hacia los centros de trabajo, deberán pagar un impuesto anual por circulación de uno por ciento (1%) sobre su valor.

“Los pequeños y medianos propietarios de negocios no escapan de la voracidad impositiva del gobierno del PLD. A partir de enero próximo, los establecimientos de venta al por menor de mercancías, incluyendo bares y restaurantes, con un total de compra mensual superior a RD$50,000, para operar deberán pagar un impuesto de doce mil pesos (RD$12,000.00) anual.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Menu