Nacionales_portada

En Colorado ya se puede fumar marihuana por placer

El estado de Colorado se convirtió ayer en el primer distrito de EE.UU. en permitir el consumo de marihuana con fines recreativos, por esa razón los primeros locales comenzaron a vender cannabis. La medida es el resultado de un largo proceso que generó con un referendo en noviembre de 2012, que fue aprobado con el 55% de los votos.

Hasta ahora en Colorado se permitía el consumo de marihuana sólo por motivos médicos. El estado de Washington también autorizará la venta legal de esta droga en unos meses. En Estados Unidos hay 20 estados en los que se permite el consumo de esa droga con fines medicinales y con prescripción médica.

Los consumidores podrán comprar hasta 28 gramos de marihuana, con la condición de ser mayores de 21 años, en tanto los residentes de otros estados podrán comprar 7 gramos. La legislación también permite cultivar hasta seis plantas de marihuana en casa, con un límite de 12 por familia.

La primera compra legal de marihuana con fines recreativos fue realizada ayer por el veterano de la guerra en Irak Sean Azzariti, quien presionó por un cambio en la legislación del estado. Azzariti, de 32 años, compró 3,5 gramos de la variedad “Bubba Kush” y un bizcocho “Dixie Elixir”, hecho con base de cannabis, por los que pagó 59 dólares. Decenas de otros compradores hacían fila frente al comercio para adquirir también marihuana.

“Realmente creemos que estamos trazando un camino a seguir para el resto del mundo”, dijo Mason Tvert, director de comunicaciones del Marijuana Policy Project, en una conferencia de prensa previa al inicio de las ventas. “Hoy, personas en todo el país comprarán marihuana, pero sólo en Colorado lo harán legalmente, en condiciones reguladas”, agregó.

En Denver, la ciudad universitaria de Boulder y otros pueblos y localidades en las que se vende legalmente la marihuana, muchas personas celebraron la puesta en marcha de la venta, tras una campaña que duró décadas.

Muchos de los comercios de Colorado que ahora comercializan marihuana eran, previamente, distribuidores de esta droga con fines médicos, ventas legales en el estado desde hacía unos tres años.

Philip Hand, de 23 años, y que vive en Denver, dijo que la ley atrajo la atención de empresarios que quieren hacer dinero. Junto a Joshua Fink, de 38 años, y de la misma ciudad, Hand se encontraba en una fiesta para promocionar sus productos “Incredibles” , una serie de comestibles a base de marihuana, con sabores que van desde el coco hasta la pasta de maní.

“Finalmente llegó. Podemos tener una empresa”, dijo Fink, quien trabajó como maestro pastelero. “La Ley hará mucho más fácil tener una empresa legal”. “Si bien la venta de productos con marihuana sigue estando muy regulada, esta legalización abre una gran cantidad de nuevas oportunidades para hacer negocios”, dijo Fink.

Fuente: Clarín.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar