Nacionales_portada

El Papa realizó el tradicional lavado de pies en un correccional de menores

 

El Papa Francisco lavó los pies a un grupo de jóvenes detenidos, entre ellos dos chicas, en la cárcel de menores de Roma, Casal del Marmo, en lo que significó una inédita ceremonia de Jueves Santo, indicó la emisora de la Santa Sede, Radio Vaticano.
 
Allí el Papa imitó el gesto de Jesús con sus apóstoles en la Última Cena, y replicó una tradición que cumplía cuando era arzobispo de Buenos Aires con el tradicional lavado de pies a personas humildes y en dificultad. La ceremonia no fue transmitida en directo por televisión a pedido de Bergoglio.
 
“Debemos ayudarnos unos con otros. Esto es aquello que Jesús nos enseña y esto es lo que yo hago, es mi deber, que me viene del corazón y amo hacerlo”, dijo el Papa Francisco en la misa celebrada en la cárcel, que comenzó pasadas las 13 de Argentina y donde participaron cerca de 150 personas.
 
“Esto es conmovedor: Jesús que le lava los pies a sus discípulos y El mismo explica: entiendan lo que hice por ustedes, ustedes me llaman Maestro y Señor, y está bien porque lo soy. Entonces, si yo Señor y Maestro les he lavado los pies a ustedes, también ustedes deben lavarse los pies unos a otros. Les he dado el ejemplo para que ustedes hagan lo mismo uno con otro”, explicó el Papa sobre el rito.
 
“Quien está en lo más alto debe servir a los otros”, dijo Sumo Pontífice argentino, quien preside por primera vez bajo este título los tradicionales ritos de Semana Santa. “Esto es un símbolo y un gesto: lavar los pies quiere decir que estoy a tu servicio”, explicó.
 
“Piensen que con esta ceremonia se demuestra que se está dispuesto a ayudar a los demás. Piensen que es como una caricia de Jesús, porque vino para eso, para ayudarnos”, dijo el Papa, que lavó a 12 jóvenes, entre ellos dos chicas, una católica y una musulmana.
 
“Entre nosotros -continuó- no es que debemos siempre lavarnos los pies. Debemos ayudarnos uno a otro, el otro a uno", continuó. “Yo lo hago de corazón porque mi deber como prelado y como Arzobispo. Debo estar al servicio de ustedes, pero amo hacerlo porque el Señor me lo enseñó", concluyó.
 
El ritual es una innovación en lo que es las celebraciones de Semana Santa, ya que Francisco no oficiará la Misa de la Cena del Señor de la tarde en la basílica de San Pedro, sino que realizó el ritual del lavado de pies.
 
Por la mañana, en lo que fue una intervención vibrante y aplaudida, el Papa Francisco criticó a los sacerdotes tristes, que se encierran en sí mismo, no salen al encuentro de la gente y se convierten en meros gestores de religión y no en mediadores entre Dios y los hombres y mujeres.
 
 
Fue durante la homilía de la Misa Crismal de Jueves Santo que ofició en la basílica de San Pedro, en el inicio de las celebraciones culminantes que evocan la pasión, muerte y resurrección de Cristo. Lo hizo ante unos 10 mil fieles y 1.600 sacerdotes.
 
 
(Fuente: agencias)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba