Nacionales_portada_slider

El ojo seco puede afectar a jóvenes y a los envejecientes

Santo Domingo:- Si bien es cierto que la degeneración macular, cataratas, glaucoma y retinopatía diabética son algunas de las condiciones asociadas a la pérdida de visión que comúnmente afectan al adulto mayor como parte del envejecimiento natural del cuerpo, el ojo seco, que antes se creía que afectaba mayormente a mujeres después de los 40 años por el descenso hormonal, hoy en día se sabe que puede afectar a cualquier edad.

Ariela López, oftalmóloga de los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), explica que existen algunos síntomas que pueden alertar sobre problemas con la visión, entre ellos: visión borrosa, ver partículas flotantes o puntos negros, lagrimeo excesivo o resequedad en el ojo y dificultad para ver objetos a ciertas distancias que antes podías ver con facilidad.

López indica que en la actualidad se habla de un campo emergente de la ciencia que estudia los cambios hereditarios causados por activación y desactivación de los genes sin ningún cambio en la secuencia de ADN subyacente del organismo, y es la epigenética, marcas químicas que se añaden al material genético y permiten su correcta actividad.

Es una herramienta valiosa que puede ayudar a encontrar la cura de ciertas enfermedades, así como también el modificarlo mediante estilo de vida, con una adecuada alimentación y ejercicios.

La especialista señala que en la actualidad existen herramientas para la salud y confort visual, como son: usar gafas de sol con protección contra rayos ultravioleta (UV).

La piel no es la única víctima de la exposición diaria a la luz ultravioleta. Esos rayos invisibles elevan las posibilidades de desarrollar cataratas, una opacidad del cristalino del ojo que generalmente ocurre con la edad. Por esto se recomienda usar gafas de sol con una etiqueta que diga “100 % de protección contra los rayos UVA y UVB o 100 % de protección contra los rayos UV 400.

Usar lentes oscuros que no filtren los rayos ultravioleta adecuadamente es realmente peor que no usar ninguna lente, porque ese tinte oscuro hace que la pupila se dilate y permite que entre más radiación ultravioleta en el ojo. Además, buscar lentes que tengan un tono uniforme, advierte la experta.

Alimentación

Las verduras de hojas verdes oscuras (como las espinacas, la col rizada y la berza) son poderosas defensoras de la visión. Están llenas de luteína y zeaxantina con cualidades antioxidantes. Los expertos sugieren que esos nutrientes pueden bloquear la luz azul de alta energía, la cual puede dañar las células de la retina, ya que ayudan a proteger la visión y prevenir la progresión de la degeneración macular relacionada con la edad (DMRE). Los huevos son otra excelente fuente de luteína y zeaxantina, afirma la especialista.

“Añadir más color al plato, con zanahorias, batatas, auyamas y pimientos rojos, también es recomendable. Estos vegetales anaranjados y rojos están llenos de betacaroteno, que el cuerpo usa para producir vitamina A, la cual es esencial para una buena visión”, plantea.

Agrega que también hay evidencia de que los ácidos grasos Omega-3, que se encuentran en el salmón, el atún y las sardinas pueden aumentar la producción de aceite, lo que ayuda a evitar el Síndrome de Ojo Seco. Los suplementos de Omega-3 también han demostrado ser útiles para esta condición.

Ejercicios
Caminar más de 60 minutos al día se asocia con un menor riesgo de cristalinos nublados. Altos niveles de inactividad pueden estar relacionados con un mayor riesgo de desarrollar este problema.

Otra revelación interesante, según investigaciones de University of California, Los Ángeles, caminar a un paso rápido también puede reducir el riesgo de contraer glaucoma, y quienes están más activos tienen un riesgo de un 73 % más bajo que los menos activos, puntualiza López.

Los riesgos

Dejar de fumar
Fumar aumenta el riesgo de enfermedades oculares como cataratas y degeneración macular relacionada con la edad. Además, el cigarrillo incrementa el riesgo de males cardiovasculares que pueden influir en la salud de sus ojos.

Recomendación
Descanso visual. Si mira fijamente una computadora o pantalla, o hace otra actividad que requiere concentración visual, haga pausas frecuentes para que sus ojos descansen.

Pruebe la regla 20-20-20: aparte los ojos de la pantalla cada 20 minutos y enfóquese en algo a 20 pies de distancia por al menos 20 segundos. Adopte el hábito de parpadear cada varios segundos.

Asegúrese de que los párpados superior e inferior realmente se toquen, no parpadee a medias.

Por:- El Día 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba