Nacionales_portada

DNCD arresta a violentos vendedores de drogas Gualey

 

SANTO DOMINGO.- Una gran batida fue realizada en las últimas horas por la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) en distintos sectores capitalinos, sobre todo en Gualey, Mejoramiento Social, 27 de Febrero y Villa Francisca, acción en las que fueron arrestados varios sujetos que mantenían en zozobra a decenas de familias residentes en las áreas donde los ahora imputados se dedicaban a vender sustancias prohibidas, informó hoy la agencia antinarcóticos. 
 
Entre los detenidos figura Jorge Luis Núñez Mejía, alias Kilón; sujeto que desde hace varias semanas era vigilado por miembros de la División Central, a propósito de que se recibieran denuncias de que este individuo estaba causando trastornos en la calle 27 del sector Gualey. Les fueron encontradas 112 porciones de cocaína, una balanza y un arma de fuego de fabricación casera, entre otros instrumentos empleados para manipular estupefacientes.
 
La DNCD dijo que son buscados otros sujetos solo conocidos como Vitico, El Pilo y El Puerco, quienes junto a varias mujeres jóvenes trataron de impedir el arresto de Núñez Mejía. Ningún agente resultó lesionado durante la agresión, aunque la institución dijo que en cualquier momento esos individuos podrían caer en sus manos o ser detenidos por la Policía, la que tiene detalles precisos sobre las características de esos fugitivos.
 
Otros detenidos son José Darío Ménde3z Pérez, Raimi Velásquez, apodado Tito; Rafi Junior Velásquez Capellán, Larri Santana Santiago y Yefri Manuel Sánchez, los tres primeros sorprendidos con cantidades diversas de estupefacientes en la calle Luis Reyes Acosta, en el sector Mejoramiento Social, y os restantes en los barrios 27 de Febrero y en Villa Francisca,. De acuerdo a un comunicado de la agencia antidrogas.
 
Indicó que desde hace varios días fue montada una vigilancia en torno a Núñez Mejía y cuando se tenían a manos con exactitud las informaciones de que estaba radicado en la calle 27 de Gualey se procedió al arresto. Se recibió la información vía telefónica, a través del Departamento de Recepción de Denuncias, y se actuó en consecuencia”, explicó el organismo. 
 
La DNCD lamentó que personas residentes en determinados lugares hagan causa común con los violadores de las ley, sobre todo la 50-88, Sobre Drogas y Sustancias Controladas. “Estamos hablando de que quien  obstruye el trabajo de las autoridades, en este caso de la DNCD, se está convirtiendo en cómplices de los delincuentes”, agregó la institución en su comunicado.
 
Las agresiones son frecuentes por parte de reducidos grupos de antisociales que por alguna razón tratan de impedir que estos sean arrestados, aunque aclaró que “son al menos cuatro a cinco sujetos que lo hacen, nunca las personas buenas y de trabajos, que son casi el cien por ciento de los moradores de los barrios populares”.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar