Continúa estable, dentro de su gravedad, en un hospital de Estados Unidos, donde fue referida desde un centro de salud de Santiago, con golpes contusos y una herida de arma blanca, la hija de un empresario que el pasado jueves fue golpeada salvajemente por desconocidos que penetraron a su apartamento en el residencial Lourdes de los Jardines Metropolitanos.
 
María Altagracia Espinal Vargas de 31 años de edad, es hija del propietario de la compañía de autobuses Transporte Espinal, Freddy Antonio Espinal Fernández.
 
Algunas fuentes policiales, aseguran que es probable que la víctima conociera a sus agresores, debido a que ninguna de las puertas de su residencia fueron forzadas y que tampoco habían sustraído ninguna de sus pertenencias.
Share.

Leave A Reply

Exit mobile version