Nacionales_portada_slider

CNDH condena asesinato de agente Anderson Luna durante protestas en salcedo

Desde la dirección nacional de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, a través de su presidente Dr. Manuel María Mercedes y desde nuestra dirigencia regional y local, a través del vicepresidente regional Sr. David Phipps, comunicamos que la institución lamenta profundamente, al tiempo que condena, el vil asesinato del agente policial Anderson Luna Guzmán ocurrido durante la huelga ciudadana del pasado 14 de abril de 2015 en la ciudad de Salcedo.

Según una investigación independiente realizada por nuestros dirigente locales en el entorno policial y entre las organizaciones promotoras de la protesta ciudadana, el agente policial, un joven de 28 años de edad, ha sido asesinado de forma vil y cobarde en las proximidades de la casa del senador de esa ciudad, mientras se encontraba en el cumplimiento de su deber, por un grupo de provocadores desvinculados de todas las organizaciones convocantes.

Expresamos nuestras más sinceras condolencias a la familia del joven Anderson Luna Guzmán y le ponemos a disposición desde ahora nuestro equipo legal a los fines que consideren necesarios, al tiempo que pedimos a las autoridades competentes que esclarezcan cuanto antes los acontecimientos que han provocado el lamentable hecho y que prontamente aseguren a la justicia los responsables, respetando los procedimientos vigentes del Código Procesal Penal.

Hacemos también un llamado a todas las organizaciones populares y políticas, convocantes de protestas o huelgas, que se mantengan activos y alerta con sus propios militantes y servicio de seguridad interna respecto a la posibilidad de infiltraciones de provocadores o de elementos extraños a las mismas, a fines de evitar que aprovechen la situación para deslegitimizar la protesta o provocar accidentes con el objetivo de provocar reacciones de parte de las fuerzas de seguridad.

De igual manera hacemos un llamado a las autoridades en el sentido de actuar siempre utilizando la fuerza pública de manera eficiente, adecuada y oportuna en el respeto de las garantías y derechos civiles y políticos de la ciudadanía.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar