Nacionales_portada_slider
Tendencia

Beber café de cualquier tipo reduce el riesgo de problemas hepáticos, según un estudio

(CNN) — Beber hasta tres o cuatro tazas de café con cafeína o descafeinado al día reduce el riesgo de desarrollar y morir por enfermedades hepáticas crónicas, encontró un nuevo estudio.

Los bebedores de café tenían un 21% menos de probabilidades de desarrollar una enfermedad hepática crónica, un 20% menos de probabilidades de desarrollar una enfermedad crónica o del hígado graso y un 49% menos de probabilidades de morir por una enfermedad hepática crónica que los no bebedores de café, según el estudio publicado el lunes en la revista BMC Public Health.

«El café es ampliamente accesible y los beneficios que obtenemos de nuestro estudio pueden significar que podría ofrecer un posible tratamiento preventivo para la enfermedad hepática crónica», dijo el autor del estudio, el Dr. Oliver Kennedy, que forma parte de la facultad de medicina de la Universidad de Southampton en Reino Unido, en un comunicado.

«Esto sería especialmente valioso en países con ingresos más bajos y peor acceso a la atención médica y donde la carga de enfermedad hepática crónica es mayor», dijo Kennedy.

Cáncer de hígado en aumento

Los factores de riesgo de enfermedad hepática incluyen el consumo de alcohol, la obesidad, la diabetes, el tabaquismo, las infecciones por hepatitis B y C y la enfermedad del hígado graso no alcohólico, que es la acumulación de grasa adicional en las células del hígado que no es causada por el alcohol.

Los diagnósticos de enfermedad del hígado graso no alcohólico, que afecta a personas obesas, con sobrepeso o que tienen diabetes, colesterol alto o triglicéridos altos, se han más que duplicado en los últimos 20 años, según la Fundación Estadounidense del Hígado, afectando hasta un 25% de los estadounidenses.

La tasa de cáncer de hígado se ha más que triplicado entre 1980 y hoy, «mientras que la tasa de mortalidad se ha más que duplicado», según la Sociedad Estadounidense del Cáncer.

Las causas del cáncer de hígado incluyen la diabetes y la enfermedad hepática no alcohólica, así como el consumo excesivo de alcohol o las infecciones por hepatitis B y C.

Los diagnósticos de cáncer de hígado han aumentado a nivel mundial durante décadas: un estudio de 2018 encontró un aumento del 75% en los casos en todo el mundo entre 1990 y 2015.

El cáncer de hígado es el sexto cáncer más común en todo el mundo, según el Fondo Mundial de Investigación del Cáncer, aproximadamente el 83% de los casos se producen en países menos desarrollados, especialmente en Asia y África. Las tasas de supervivencia son bajas porque no hay síntomas tempranos, por lo que muchos casos de cáncer de hígado están bastante avanzados en el momento del diagnóstico.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Menu