Nacionales_portada

Barrick Pueblo Viejo aclara situación de moradores de El Llagal

Barrick Pueblo Viejo aclaró que la empresa no desalojó familias de la zona del Llagal
para la construcción de su presa de colas. Recordó que esta zona es parte de la reserva
fiscal que el Estado arrendó como parte del acuerdo de explotación de la Mina de
Pueblo Viejo. Estas afirmaciones se hacen después de que en algunos medios de
comunicación se hicieran eco de los reclamos de personas residentes en la Urbanización
Nuevo Llagal, que exigen la reevaluación de los terrenos que vendieron al Estado en la
zona donde se desarrolló el proyecto minero, así como compensaciones adicionales.
Méjico Angeles, Director de Asuntos Gubernamentales de Barrick Pueblo Viejo informó
que “Dentro de las negociaciones de los terrenos de El Llagal, entre el gobierno
Dominicano y los comunitarios, la empresa participó únicamente como facilitadores de
apoyo técnico, bajo la coordinación del Ministerio de Industria y Comercio y la Dirección
de Minería.”

Virgilio Peguero, Subdirector del programa de remediación del Ministerio de Industria y
Comercio, quien participó directamente en el proceso de reubicaciones y restauración
de medios de vida, junto a la Dirección de Minería dijo, que “dicho proceso fue
totalmente justo y transparente y se realizó cumpliendo con los lineamientos del Banco
Mundial establecidos para estos casos. Contó además, con el apoyo de una prestigiosa
firma de consultores y auditores internacionales, quienes dieron el seguimiento debido
para su cumplimiento, tal y como lo establecía el contrato firmado por el gobierno
dominicano y la empresa Barrick Pueblo Viejo.”

“El programa de reubicaciones y compensaciones de los moradores de El Llagal, incluyó
un proceso de revisión de 28 posibles terrenos en todo el entorno de las distintas
comunidades cercanas a Cotuí, realizado por las familias que sería afectadas para que
ellos mismos pudieran elegir donde querían ser reubicados, el mismo fue debidamente
documentado, conservando todas las minutas que registraban las decisiones colegiadas
con los comunitarios como muestra de transparencia y criterio participativo.”

“Luego de esto se llevó a cabo un proceso de seguimiento a las familias compensadas y
reubicadas por un período de 5 años, para desarrollar un programa de restablecimiento
de medios de vida, que incluyó además la entrega de terrenos para cultivos agrícolas,
entrenamientos en varios oficios y cursos de capacitación, junto a apoyo técnico para el

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar