Nacionales_portada

Apresan hermanos viajarían a PR con droga escondida en un motor de vehículo

 

Dos jóvenes, uno de ellos menor de edad, fueron apresados antes en momentos que abordaban la embarcación conocida como “El Ferry” para dirigirse a Puerto Rico llevando varios paquetes de cocaína escondidos en el motor de un vehículo, informó la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD). 
 
Yamell López Hernández y su hermano menor, cuyo nombre se omite por razones legales, fueron impedidos de abordar “El Ferry” por agentes antinarcóticos y del Cuerpo Especializado de Seguridad Portuaria (CESEP) asignados al Puerto Don Diego, en la margen occidental del Río Ozama.
 
Al ser desarmado el motor del vehículo, en presencia de un fiscal adjunto del Distrito Nacional, fueron encontradas siete barras rectangulares de cocaína escondidas en la máquina y la transmisión del automóvil, un Ford color negro placa de Puerto Rico número 713151, dice la DNCD en un comunicado de prensa.
 
El vocero antidrogas, Roberto Lebrón, dijo que el adulto será remitido al Ministerio Público para el formal sometimiento a la justicia, mientras el menor p[asará a manos de la Procuraduría de Niños, Niñas y Adolescentes para los fines procedentes, pro tratarse de un caso especial. El vehículo fue desarmado en las propias instalaciones de la DNCD.
 
Las siete barras de cocaína fueron trasladadas al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) para ser analizadas y allí determinar el peso definitivo de la misma. En la sede de la DNCD las barras rectangulares del mencionado polvo pesaron un kilo 690 gramos, dice el informe dado a conocer este lunes.
 
Los dos jóvenes son  residentes en la vecina isla, lo que está certificado por las tarjetas expedidas por las autoridades estadounidenses y que ahora están en poder de las autoridades, dijo. Agentes de la DNCD y el fiscal actuante tienen en sus manos las investigaciones del caso de narcotráfico internacional.
 
El adulto de los hermanos López Hernández es sometido a interrogatorio para que revele quien le entró la droga y cual era el destino final de la misma en Puerto Rico. “Se trata de establecer quien los contrató y en qué lugar fue desarmado el vehículo para introducirle las barras de cocaína”, concluyó el vocero antinarcóticos.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar