Nacionales

Alcalde Manuel Jiménez sanciona policías ambientales por trato inadecuado a persona que tiró basura en la calle

SANTO DOMINGO ESTE.- El alcalde de este municipio, Manuel Jiménez, sancionó con una amonestación a cinco policías ambientales que maltrataron a un ciudadano en el sector La Isabelita cuando lo sorprendieron con su triciclo depositando basura en la calle.

El alcalde Jiménez aseveró que la dignidad humana debe estar en primer lugar, y que no permitirá que en su administración se maltrate a algún ciudadano, más que llegar al enfrentamiento con las personas se debe tratar hacer entrar en razón a quien no cumple la ley.

Dijo que ha recibido quejas sobre la actuación de algunos policías ambientales, y aunque sabe que es difícil el trabajo que estos realizan, aseguró que la fuerza es una opción que jamás debe ser utilizada. La actuación de los policías municipales, la cual fue ampliamente criticada en las redes, fue criticada por Jiménez durante una reunión con los supervisores ambientales.

“En esta gestión no aceptaremos maltrato de ningún tipo, la dignidad humana debe primar en nuestras funciones,” dijo Jiménez.

El ejecutivo municipal aseguró que los policías ambientales de la alcaldía serán depurados, preparados y educados para que puedan dar un servicio de calidad y de buen trato humano a los munícipes.

En ese sentido Jiménez se mostró sorprendido de que un policía ambiental actualmente esté devengando un sueldo de seis mil pesos mensuales, y prometió arreglar el mismo, para que estos puedan laborar con la mayor decencia posible.

Estimó que uno de los problemas de las personas que no cumplen las leyes, es que desconocen las mismas, por lo que informó que en lo adelante se hará una campaña para que los ciudadanos sepan que tirar basura a las calles es un delito.

Sin embargo, admitió que muchas personas se ven obligadas a depositar basura en las calles y a cometer este delito, pues los camiones de basura duran hasta semanas que no pasan a recoger los desperdicios, y que esto crea un gran problema, pues no se puede tener en la casa.

“Nosotros sabemos que el trabajo de la policía ambiental genera algunos conflictos, pero nosotros no estamos para actual mal, hay que actuar con respeto, prudencia y dignidad”, expresó el edil.

El alcalde Jiménez se quejó de que recibió un municipio totalmente abandonado y arropado de basura, y encima de esto se produjo la llegada de la pandemia, lo ha obstaculizado que hagan el trabajo y que estén operando en un 50 por ciento.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar