Nacionales_portada

ADN certifica cadáver de niño encontrado en río Ozama corresponde a menor desaparecido

 

El Instituto Nacional de Patología Forense determinó que el cadáver del niño levantado el pasado día 17 de abril a orillas del Río Ozama, en las proximidades del sector Simón Bolívar, es del niño Rafael Eduardo Jourdain, de 4 años de edad, quien había sido reportado desaparecido días antes por su madre Miguelina Jourdain, conforme a los resultados de las pruebas de ADN. 
 De igual manera, los estudios realizados por Patología Forense establecieron que la muerte del infante fue ocasionado por "asfixia por mecánica por sofocación" con un lienzo del tipo pañuelo, obstrucción vías aéreas superiores, insuficiencia respiratoria e hipoxia cerebral. 
 Conforme a los estudios, el cadáver del infante presenta contusiones en la cabeza y labio superior izquierdo.
 Las muestras que se utilizaron para este informe pericial fueron de dientes y hueso tomado de la autopsia del niño encontrado en el río y la mucosa oral en hisopo tomado a la madre Miguelina de Jesús Jourdanin Hernández. 
 Según el análisis de ADN realizado por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), la probabilidad de maternidad de la señora Jourdain Hernández al cuerpo del infante encontrado en el río son de 99.99999994%. 
 El menor Rafael Eduardo, fue reportado desaparecido desde el pasado sábado 14 de abril cuando se encontraba en el parqueo de su casa del sector Invivienda, en Santo Domingo Este. 
 El informe preliminar del caso refiere que al momento de desaparecer Rafael Eduardo se encontraba jugando con un amiguito de la misma edad, en el parqueo de la vivienda donde residía junto a su madre Miguelina Jourdain. 
 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba