El Gobierno de Venezuela rechazó «categóricamente» el ataque que perpetraron las fuerzas israelíes contra el campo de refugiados Yabalia, al norte de la Franja de Gaza, «que ha dejado un centenar de muertos este 31 de octubre», según se lee en un comunicado difundido en X por el canciller Yván Gil.

En el documento, Caracas –que califica las acciones de Israel contra Palestina como «genocidio»– repudió una vez más «la sistemática violación a los principios contemplados en el derecho internacional humanitario y la inobservancia de las disposiciones de los convenios de Ginebra» por parte de Tel Aviv.

Del mismo modo, el Ejecutivo venezolano instó «a establecer un alto al fuego inmediato», en interés de detener «las atrocidades» contra los civiles gazatíes.

Venezuela urgió por «la búsqueda de soluciones inmediatas, en concordancia con las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que permitan la paz, la seguridad y la dignidad de los habitantes del pueblo palestino».

Sobre alegatos semejantes, el Gobierno del presidente boliviano, Luis Arce, anunció la ruptura de relaciones diplomáticas con Israel.

En comparecencia ante la prensa, el vicecanciller Freddy Mamani y la ministra de la Presidencia, Maria Nela Prada, argumentaron que La Paz tomó esta decisión «en repudio y condena a la agresiva y desproporcionada ofensiva militar israelí, que se realiza en la Franja de Gaza y la amenaza de la paz y la seguridad internacionales».

Fuente: RT

Share.

Leave A Reply

Exit mobile version