Internacionales_portada

Una pareja estadounidense ganó la lotería dos veces en un fin de semana

 

Suerte y más suerte. Es la que tuvo el matrimonio de Arkansas (Estados Unidos) formado por Stephen y Terri Weaver. La pareja ganó 1.050.000 dólares el pasado fin de semana al acertar dos veces en la lotería.
 
El primer premio que recibieron, de un monto de un millón de dólares, fue de una boleta del tipo “raspa y gana”. Y no pudo ser en mejor momento: les tocó cuando iniciaban una salida de pesca el fin de semana, con destino al lago de Greers Ferry.
 
Al parecer, el matrimonio se detuvo en un supermercado al iniciar la excursión y compró boletos por un valor de 20 dólares. En uno de ellos se escondía el premio del millón de dólares. “Al verlo casi me da un ataque al corazón”, explicó ayer Stephen Weaver.
 
Al enterarse de que ya era millonario, el matrimonio se planteó suspender la excursión de fin de semana y regresar a casa, pero finalmente decidieron seguir con el plan previsto. “Quería dormir con la boleta debajo de la almohada”, explicó la esposa, aunque luego prefirieron guardaron en el auto.
 
Pero la historia no terminó ahí y, sin duda, fue un viaje de suerte. Porque el domingo, cuando ya regresaban a su casa, Stephen y Terri decidieron celebrar su suerte comprando nuevas boletas del mismo sorteo, en el mismo comercio: el kiosco de una estación de servicio ubicada en Pangburn, 60 millas al noreste de Little Rock. Con tal fortuna que en uno de ellos había un premio de 50.000 dólares. Una limosna en comparación con el anterior, pero no dejaba de sumar.
 
“Cuando me lo dio, me caí sobre la silla y casi me vuelve a dar un ataque al corazón”, contó con gran entusiasmo Stephen. “Dimos saltos de alegría y gritamos. No era posible que nos sucediera dos veces, las probabilidades tienen que ser bajísimas”, agregó.
 
El matrimonio, que lleva 35 años de casados y tiene un hijo en Tulsa (Oklahoma), aseguró que continuarán en sus trabajos y que el dinero les servirá para pagar algunas deudas pendientes y asegurarse el futuro. Y sin perder tiempo, ya cobraron el dinero este lunes pasado.
 
Tanta suerte, sin embargo, no bate un récord. A mediados del año pasado, Virginia Ficke ganó en Estados Unidos la lotería dos veces en un solo día y se convirtió en una de las jugadoras de azar más afortunadas de su país. Estaba acompañando a su madre en un consultorio médico y en la sala de espera vio por televisión que los dos tickets ganadores le pertenecían. Se llevó dos millones de dólares.
 
Unos años antes, en 2009, un hombre de 62 años residente en Georgia (EE.UU.) consiguió ganar premios en dos juegos de lotería en dos semanas. Earl Fritz ganó el premio superior de 777.777 dólares en el juego Súper Afortunado 7’s. Y esa cantidad hizo parecer pequeño el premio de 1.000 dólares que había ganado una semana antes en un juego diferente. Era la primera vez que recibía un premio.
 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 3 =

Botón volver arriba
Cerrar