Internacionales_portada_slider

Se suicida el magnate estadounidense Jeffrey Epstein en prisión

Jeffrey Epstein ha aparecido muerto en su celda del centro correccional de Manhattan, según fuentes oficiales citadas por The New York Post, que avanzó la noticia. Todo apunta a un suicidio por ahorcamiento, señalaron esas fuentes. El multimillonario estabaencarcelado sin derecho a fianza bajo la acusación de haber abusado de varias menores y de haber organizado una red de tráfico de niñas.

Sobre las 7.30 horas de este sábado fue sacado en camilla y trasladado en ambulancia a un hospital en el bajo Manhattan. El incidente se produce a las dos semanas de que a Epstein, de 66 años, le enviarán a la estancia de vigilancia para evitar suicidios, una vez que lo hallaron con heridas en el cuello, en lo que pareció un intento de quitarse la vida.

Jeffrey Epstein ha aparecido muerto en su celda del centro correccional de Manhattan, según fuentes oficiales citadas por The New York Post, que avanzó la noticia. Todo apunta a un suicidio por ahorcamiento, señalaron esas fuentes. El multimillonario estabaencarcelado sin derecho a fianza bajo la acusación de haber abusado de varias menores y de haber organizado una red de tráfico de niñas.

Sobre las 7.30 horas de este sábado fue sacado en camilla y trasladado en ambulancia a un hospital en el bajo Manhattan. El incidente se produce a las dos semanas de que a Epstein, de 66 años, le enviarán a la estancia de vigilancia para evitar suicidios, una vez que lo hallaron con heridas en el cuello, en lo que pareció un intento de quitarse la vida.

 

 

Este viernes se desvelaron unas 2.000 páginas de documentos en la que una de sus víctimas, Virginia Giuffre, que era menor cuando sufrió los abusos, aseguró que Epstein le hizo mantener relaciones con políticos y relevantes figuras de la economía.

El multimillonario tuvo entre sus amigos a los presidentes Bill Clinton y Donald Trump.

Epstein cumplió una condena de 13 meses en Florida en 2008. Sin embargo, hace unas semanas la fiscalía de Nueva York presentó nuevos cargos y quedó al descubierto el trato de favor que el acusador público , quien pactó esa condena menor y evitó que le imputaran cargos federales que le habrían supuesto la cadena perpetua.

El jefe de aquella fiscalía era Alex Azar, que con el tiempo se convirtió en el secretario del Departamento de Trabajo del gobierno Trump. Azar se vio obligado a dimitir una vez que la fiscalía de Manhattan propició la causa que llevó de nuevo a la cárcel al financiero.

Fuente: La Vanguardia.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar