Internacionales_portada_slider

Rousseff y Lula no asistirán a la apertura de Río 2016

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, suspendida de sus funciones por un juicio de destitución, así como su antecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, han declinado la invitación de participar en la apertura de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

El anuncio lo han hecho las oficinas de prensa de ambos, que dejan «huérfana» la inauguración de la Olimpiada, al menos según una interpretación de Rousseff en torno a la «maternidad» y «paternidad» de la gran cita deportiva del planeta en Río de Janeiro.

«Me siento madre de estas Olimpíadas», declaró Rousseff en una reciente entrevista, en la que apuntó que Lula, su padrino político y promotor de la candidatura de Río, «es el padre» de los Juegos.

Ambos fueron invitados por el Comité Olímpico Internacional (COI) a participar en la apertura del evento el 5 de agosto en el estadio Maracaná, a la que el presidente interino, Michel Temer, acudirá en representación del Gobierno brasileño.

Temer sustituye a Rousseff desde el pasado 12 de mayo, cuando se instauró el juicio político que la suspendió de sus funciones, y está enemistado con la gobernante procesada y con Lula, que le acusan de haber orquestado «un golpe» y una «ruptura democrática».

Fuentes del Partido de los Trabajadores (PT), al que pertenecen Rousseff y Lula, explicaron que la decisión de ambos de no estar presentes en la inauguración de la cita olímpica responde, entre otras razones, a que «no hay clima político» para ello.

EFE

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Menu