Internacionales

Rousseff sufre su primera derrota en el Congreso tras la reelección

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, sufrió la primera derrota parlamentaria tras su reelección en los comicios del domingo, al rechazar la Cámara Baja un decreto presidencial sobre participación social.

Se trata de una medida provisional que obliga el gobierno a consultar a representantes de la sociedad civil sobre proyectos de interés social.

La medida dictada este año, destinada a crear mecanismos de participación en el proceso de decisión de «grupos sociales históricamente excluidos» y consolidar la participación social «como método de gobierno», todavía debe enfrentar una votación del Senado.

La propuesta, sin embargo, fue rechazada en la noche de este martes a través de un proceso de votación simbólica, en el que los grupos de oposición a Rousseff obtuvieron el apoyo del principal socio de la coalición gubernamental, el centrista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) y de otras agrupaciones aliadas.

Los partidos aliados de Rousseff constituyen mayoría en el Congreso, pero ya mostraron que no serán tan fieles como podría esperarse..

Sólo apoyaron la medida del gobierno el Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff y otras dos agrupaciones de izquierda, el Partido Comunista de Brasil (PCdoB) y el Partido Socialismo y Libertad (PSOL).

El líder del PT en la Cámara Baja, el ex sindicalista Vicente Paulo da Silva, más conocido como «Vicentinho», atribuyó la derrota a los resquemores dejados por la disputa electoral terminada el domingo, en la que Rousseff conquistó un nuevo mandato gracias a una victoria estrecha, con un 51,64 por ciento de los votos válidos.

Según el diario «O Globo», el propio presidente de la Cámara Baja, Henrique Eduardo Alves -quien fracasó en su intento de convertirse en gobernador del estado de Río Grande do Norte en las últimas elecciones- comandó el rechazo del PMDB a la medida.

Alves negó que su oposición a la propuesta haya sido motivada por su fracaso en las urnas, y recordó que, antes de las elecciones, sugirió a Rousseff que convirtiera la propuesta en un proyecto de ley a ser analizado por el Congreso, en lugar de enviarla en forma de decreto presidencial.

Asimismo, el diputado Lucio Vieira Lima, del PMDB, afirmó que el rechazo del decreto demuestra que el Congreso desea que Rousseff concrete su promesa de estrechar el diálogo con el Legislativo.

«Esta derrota es educativa. Es para demostrar que el discurso de diálogo, de negociación con el Congreso, no puede estar limitado a la teoría, sino que tiene que concretarse», advirtió.

(Fuente: Agencias)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Menu