Internacionales_portada_slider

Repsol desestima cifras de Perú sobre peor derrame petrolero

LIMA (AP) —   Repsol dijo el viernes que maneja datos distintos a los de Perú sobre un derrame de petróleo en el Pacífico y que ha provocado, según un equipo multidisciplinario de expertos de Naciones Unidas, el “peor desastre ecológico” de la nación sudamericana en su historia reciente.

El ministro del Ambiente, Modesto Montoya, afirmó el lunes que, a un mes del derrame, Repsol había recuperado 2.000 barriles de petróleo de 11.900 vertidos y deslizó la posibilidad que parte del crudo fue al fondo marino, mientras la compañía indicó el viernes que recogieron 98% del crudo en mar y tierra, que calculan en casi 10.400 barriles, y que “no existirían residuos en el fondo del mar”.

“Desconozco los criterios con los que el ministerio del Ambiente ha calculado el volumen retirado”, dijo el director local de Repsol, Jaime Fernández-Cuesta, en conferencia de prensa. “En este tipo de derrames hay una cantidad que se evapora de acuerdo a los modelos y características del producto, hay una cantidad que se evapora en las primeras 48 horas, hay otra cantidad que se evapora más tarde, hay una serie de características y modelos muy exhaustivos y sofisticados que miden las características de lo que sucede con el crudo en el medioambiente”, indicó.

No es la única diferencia entre los datos de Repsol y Perú sobre un derrame en el Pacífico frente a una refinería de la compañía española calificado por un equipo de expertos de Naciones Unidas —que realizó un trabajo de campo de 20 días— como “el peor desastre ecológico” en la historia reciente del país sudamericano. El derrame ha impactado un área un poco más grande que la ciudad de París. Repsol calcula la afectación en 106 kilómetros cuadrados, en mar y tierra.

A fines de enero, Perú anunció que cayeron al Pacífico unos 11.900 barriles de petróleo, mientras que el viernes Repsol se reafirmó en que sólo fueron casi 10.400 barriles derramados.

“Tenemos todos los datos suficientes y de registro de flujos en la refinería para afirmar que el derrame fue de aproximadamente de 10.400 barriles”, dijo Fernández-Cuesta. “No entiendo como ningún tercero puede establecer otra cifra diferente sin estos datos”, dijo el director local de Repsol en referencia a la información brindada a fines de enero por el ;Ministerio del Ambiente.

El lunes el ministro Montoya también indicó que habían notado la presencia de espuma blanca alrededor de unas islas donde viven aves marinas y que forman parte de una área natural reservada. Montoya, un físico nuclear, dijo que, según la misión de expertos de Naciones Unidas, esa espuma es “producto de la interacción del petróleo con el agua en movimiento”.

El viernes periodistas de The Associated Press recorrieron en un bote los alrededores de la isla Pescadores —una de las más grandes frente a Lima— junto a funcionarios del servicio nacional de áreas protegidas y observaron largas formaciones de espumas blancas que flotaban sobre el mar.

Los funcionarios, acompañados de un perro propiedad del piloto, recogieron siete cadáveres de aves marinas que flotaban sobre el Pacífico, mientras las olas marinas chocaban contra la isla. Roberto Gutiérrez, uno de los rescatistas, atrapaba las aves con un palo que tenía amarrada una red en la punta.

En un mes los rescatistas han hallado casi 300 aves muertas y han observado al menos 1.200 aves cubiertas de crudo, en especial cormoranes, guanayes, piqueros peruanos, pingüinos de Humboldt, pelícanos y gaviotas peruanas. Junto a sus colegas registran sus hallazgos en un cuaderno, también, la ubicación geográfica exacta y avistan las aves manchadas con binoculares.

El hombre dijo que todos los cadáveres tienen un patrón común.

“Cuando les abres el pico tienen trazas de petróleo, se acicalan y van tragando ese petróleo cada vez que se limpian sus plumas”, dijo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba